Obreros se toman un descanso tras hacer varios trabajos en la casa de la familia Obama, en el barrio de Kalorama, Washington, Estados Unidos, el 5 de enero de 2017. EFE

Más

Washington, 29 ene (EFE).- Cuando vuelvan de sus vacaciones en California, los Obama se trasladarán a una lujosa casa en el exclusivo barrio de Kalorama de Washington, en el que vivirán a pocos metros de Ivanka Trump, la hija del nuevo presidente de EEUU, y de la residencia del agregado militar de Rusia en Estados Unidos.

El expresidente Barak Obama, muy joven a sus 55 años para un retiro forzoso, y la primera dama, Michelle, con galones para aspirar por sí misma a la Casa Blanca, han encontrado la excusa perfecta para quedarse a vivir en Washington en su hija Sasha, de 16 años, a la que todavía le quedan tres años para terminar la escuela e ir a la universidad.

Los Obama han alquilado una casa de unos 595 metros cuadrados y nueve habitaciones ubicada en Kalorama, a apenas tres kilómetros de la Casa Blanca, en el número 2446 de la calle Belmond Road, en el noroeste de Washington.

En este histórico barrio de nombre griego reservado para la elite del país, vivirán rodeados de opulentas mansiones habitadas por ricos y diplomáticos, una treintena de embajadas como la de Turquía o Siria y con vistas al parque Rock Creek, que atraviesa la ciudad.

Y tendrán vecinos conocidos. A unos 240 metros de la mansión de los Obama, en el número 2449 de la calle Tracy Place, se acaba de mudar desde Manhattan (Nueva York) Ivanka Trump y su marido, Jared Kushner, con sus tres hijos.

Los Kushner-Trump compraron por 5,5 millones de dólares esta casa construida en 1923 y que tiene 620 metros cuadrados, seis habitaciones y cinco chimeneas, de acuerdo con el portal de información inmobiliaria Redfin.

A diferencia de sus hermanos Donald Junior y Eric, que han tomado las riendas del imperio Trump en Nueva York, Ivanka se traslada a Washington con su padre. Aunque su papel por el momento es una incógnita, algunos medios especulan que, ante la ausencia al menos durante unos meses de la esposa de Trump, Melania, Ivanka podría asumir funciones propias de la primera dama.

Quien sí tiene claro su papel es Kushner, con el que Trump confía casi a ciegas y al que el presidente nombró asesor sénior de la presidencia, un cargo que se codea con el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Rence Priebus, y con el estratega jefe, Stephen Bannon.

A 160 metros del 2446 de la calle Belmond Road de los Obama y a 100 metros del 2449 de la calle Tracy Place de los Kushner-Trump, hay una mansión en la que ondea la bandera rusa en la fachada destinada al agregado militar de Moscú en Estados Unidos.

Ese puesto está vacante en este momento, de acuerdo con la página web de la embajada de Rusia en Washington, que no respondió a las preguntas de Efe sobre qué uso se le está dando a la mansión ubicada en el 2552 de la calle Belmond Road.

Otro de los que está a punto de mudarse al vecindario es el fundador de Amazon, Jeff Bezos, que ha comprado por 23 millones de dólares una mansión de diez habitaciones en la calle S, pared con pared con la residencia ahora convertida en museo del expresidente Woodrow Wilson (1913-1921).

El barrio ha tenido entre sus vecinos a otros cuatro expresidentes: William Taft (1909-1913), Warren Harding (1921-1923), Franklin Roosevelt (1933-1945) y Herbert Hoover (1929-1933), aunque Wilson y Obama han sido los únicos en mudarse ahí directamente desde la Casa Blanca.

Aunque no todo lo que reluce es oro. Una de las desventajas del acomodado Kalorama será su escasez de servicios: ni los Obama, ni los Kushner-Trump, ni el agregado ruso de Defensa encontrarán un supermercado en la esquina de casa para cuando tengan una urgencia ni una tienda para comprar el pan o un café cuando salgan a pasear a los perros.

Eso sí, el barrio está lo suficientemente cerca del bullicio de Adams Morgan y la animada calle 18 como para sumergirse de vez en cuando en la noche washingtoniana.

RebloguearCompartirTuitearPin itCompartirRead more

Artículos Relacionados