NVIDIA ha presentado sus resultados económicos para el año fiscal 2017 que terminó el 29 de enero, y todo son alegrías y buenas perspectivas para una empresa que en los últimos 12 meses no ha parado de romper récords de ingresos y beneficios gracias a una estrategia de diversificación muy productiva.

Aunque es cierto que el lanzamiento de su arquitectura Pascal y de su familia de GPUs GeForce GTX 10×0 ha sido fundamental para este año mágico, hay dos áreas en las que NVIDIA ha dado pasos firmes que empiezan a dar frutos. El primero, más conocido, es el de su apuesta por el coche autónomo, aún por consolidarse. El segundo, sorpresa para algunos, es el de su éxito arrollador en centros de datos en los que se trabaja en desarrollos de inteligencia artificial.

¿Quién dijo que los PCs estaban acabados?

Los números del año fiscal 2016 ya fueron buenos, pero los conseguidos en el 2017 son realmente excelentes, con unos ingresos récord de 6.910 millones de dólares, un 38% más que en 2016. De ellos, 1.666 millones de dólares fueron de beneficio neto, con unas ganancias por acción de 2,57 dólares.

Nvidia Fy17

La mayoría de los ingresos de NVIDIA procedieron del segmento de los videojuegos, o lo que es lo mismo, de sus GPUs GeForce, que con el lanzamiento de la arquitectura Pascal han dado una verdadera vuelta de tuerca a un segmento difícil como el del PC. Ya lo dijimos, puede que los PCs cada vez se vendan menos, pero los dedicados a videojuegos están viviendo una época dulce.

Puede que cada vez se vendan menos PCs, pero NVIDIA es protagonista absoluta en un nicho de mercado que crece como la espuma: el del gaming

Es aquí donde los ingresos de NVIDIA han pasado de los 810 millones del año pasado a los 1.348 millones de dólares de este año, un 66,4% de crecimiento para un mercado que como decimos debería parecer más pequeño por el desinterés general por el PC. Sus tarjetas profesionales para estaciones de trabajo y entornos de "visualización profesional" crecieron de forma más modesta, un 10,8%.

Datacenter en el futuro inmediato…

Donde ha habido novedades importantes es en el área de los centros de datos en los que la computación dedicada a desarrollos en inteligencia artificial ha convertido a NVIDIA en un referente importante.

Dgx 1

Anuncios como el de la colaboración con el Microsoft Cognitive Toolkit y la infraestructura de Azure en combinación con el sistema de aprendizaje profundo NVIDIA DGX-1. Un sistema que por cierto ya ha sido validado por Elon Musk para la iniciativa OpenAI.

Esa y otras soluciones que ya están funcionando en diversos centros de supercomputación han hecho que el crecimiento de NVIDIA en este área sea realmente espectacular: ha pasado de los 97 millones de dólares de ingresos del año pasado a los 296 millones de este año, lo que supone un incremento del 205,1% y han convertido a los centros de datos en la segunda fuente de ingresos de la compañía.

… y coche autónomo para más adelante

La otra gran esperanza de futuro de NVIDIA es la de los coches autónomos, un área en el que la empresa lleva tiempo invirtiendo muchos recursos para convertirse en una de las implicadas en esa revolución de la industria automovilística.

Nvidia Coche

La creación de "supercomputadores para el coche" como el Drive PX2 de hace un año o el más reciente Xavier dejan claro que NVIDIA quiere estar en el centro de esas nuevas experiencias en carretera, encargándose de los ingentes cálculos que habrá que realizar para que los coches del futuro puedan funcionar con ese nivel 4 de autonomía soñada por fabricantes y usuarios.

NVIDIA no es la empresa que creías, y hace tiempo que dejó de dedicarse exclusivamente a las tarjetas gráficas

Eso tardará en llegar, pero la empresa está comenzando a posicionarse de forma clara en un segmento que podría tener a NVIDIA como referencte claro. Por el momento los ingresos de esta división son limitados: 128 millones de dólares frente a los 93 del año anterior, pero en el futuro están acuerdos ambiciosos como el realizado con Audi para ofrecer ese coche autónomo en 2020.

En el presente destacan las actuales colaboraciones con esa marca, Mercedes, Tesla y Toyota con su "AI co-pilot", el asistente de conducción con el que nuestro coche puede monitorizar nuestra cara para detectar si estamos distraídos y también ayudarnos a realizar una conducción más segura y eficiente.

Todo esto deja clara una conclusión: NVIDIA no es la empresa que creías, y hace tiempo que dejó de dedicarse exclusivamente a las tarjetas gráficas. Ha diversificado su cartera de negocio, y esa estrategia no solo está dando frutos: promete dar muchos más en el futuro.

En Xataka | Así plantea NVIDIA el futuro de la realidad virtual y de la inteligencia artificial

También te recomendamos

Microsoft tras la travesía del desierto: así ha vuelto a ser un líder tecnológico en un mundo móvil

Consejos prácticos para que una pequeña empresa mejore su posicionamiento en buscadores

El efecto Pokémon y la resistente 3DS siguen tirando del carro de Nintendo en sus últimos resultados trimestrales


La noticia A esta NVIDIA ya no la reconoce ni su padre: de GPUS al coche autónomo pasando por el datacenter fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Read more