La resolución contra el régimen de Bachar al Asad, que está en discusión desde hace varios meses, está defendida por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, tres de los cinco países con asiento permanente en el Consejo. EFE/Archivo

Más

Naciones Unidas, 27 feb (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU votará este martes un proyecto de resolución que impone sanciones a Siria por el uso de armas químicas y que, en un principio, Rusia ha anunciado que vetará, informaron hoy fuentes diplomáticas.

La resolución contra el régimen de Bachar al Asad, que está en discusión desde hace varios meses, está defendida por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, tres de los cinco países con asiento permanente en el Consejo, además de Rusia y China

La misión del Reino Unido ante la ONU confirmó hoy que el texto será llevado al Consejo este martes, en el último día de la presidencia ucraniana de turno del máximo órgano de decisiones de la ONU.

"Gran voto mañana por la mañana", tuiteó hoy la representación británica. El proyecto, agregó, "forzará al régimen de Al Asad a asumir su responsabilidad por sus ataques químicos en Siria".

El texto identifica a una serie de personas y entidades que están vinculadas con el uso de armas químicas en el conflicto que estalló en ese país en 2011 y que ha causado unos 300.000 muertos.

El borrador de resolución quedó registrado en la agenda del Consejo de Seguridad el pasado viernes por la noche, aunque sin especificar en qué día de esta semana sería sometido a votación.

Una investigación conjunta de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) determinó que el régimen estuvo detrás de varios ataques con sustancias prohibidas en 2014 y 2015.

Sin embargo, Rusia, el principal aliado que tiene el régimen de Al Asad, ha cuestionado repetidamente la objetividad y el trabajo desarrollado por los expertos que se han ocupado del caso.

El viernes pasado, Rusia anticipó que utilizará su veto para evitar estas sanciones al régimen sirio al considerar que el proyecto de resolución es "parcial" y "prejuzga los resultados de la investigación" y no está basada en suficientes pruebas.

El embajador adjunto ruso ante la ONU, Vladímir Safronkov, dijo que había explicado "muy claramente" la posición de su país a sus colegas del Consejo, y confirmó que si el texto finalmente llegaba a la mesa de votación, ejercerá su derecho de veto.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados