Imagen del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York. EFE/Archivo

Más

Naciones Unidas, 7 mar (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU analizará mañana el último ensayo con misiles de Corea del Norte, en pleno aumento de la tensión en la región por esas pruebas y la instalación del polémico escudo antimisiles THAAD impulsado por EE.UU. y Corea del Sur.

La reunión, a puerta cerrada, está prevista para las 10:00 hora local (15:00 GMT), según anunció hoy Naciones Unidas.

La cita fue solicitada de urgencia por Washington, Tokio y Seúl este lunes, el mismo día en que Corea del Norte disparó cuatro misiles que cayeron cerca de las costas de Japón.

La prueba estuvo supervisada por el líder norcoreano, Kim Jong-un, y supuso un nuevo desafío por parte de Pyongyang a la comunidad internacional, pues el país tiene prohibidas este tipo de actividades de acuerdo con varias resoluciones de la ONU.

El secretario general de la organización, António Guterres, condenó inmediatamente el ensayo, algo que se espera que haga mañana también en su reunión el Consejo de Seguridad.

En esta ocasión, la prueba llega en un momento de especial tensión al coincidir con el inicio del despliegue en territorio surcoreano del polémico Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD por sus siglas en inglés), puesto en marcha por Seúl y Washington para contrarrestar precisamente la amenaza de Corea del Norte.

Seúl y Washington han decidido que el THAAD estará completamente instalado para final de este año en un terreno situado al norte de la ciudad de Seongju (centro del país) y unos 300 kilómetros al sureste de Seúl.

Sin embargo, el despliegue del escudo ha sido especialmente criticado por el Gobierno chino, que considera que los potentes radares del sistema pueden servir para obtener datos de inteligencia de sus bases militares fronterizas con Corea del Norte.

El último ensayo con misiles de Pyongyang coincide también con las maniobras militares conjuntas que cada año llevan a cabo EE.UU. y Corea del Sur en territorio de ese país.

En una carta dirigida al Consejo de Seguridad, el embajador norcoreano ante la ONU, Ja Song Nam, denunció esos ejercicios y advirtió de que pueden llevar a la región al "desastre nuclear".

La misiva, con fecha del lunes, asegura que EE.UU. está usando aviones y submarinos nucleares y avisa de que las maniobras acercan a la península coreana "al borde de una guerra nuclear".

Pyongyang pide al Consejo de Seguridad que aborde la amenaza que suponen esos ejercicios y considera que, si no lo hace, se demostrará que es una herramienta estadounidense. EFE

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more