Si juegas con fuego te quemas y si juegas con datos de uso lo puedes pagar caro. En agosto del año pasado nos hicimos eco de que la empresa We-Vibe recogía información sobre el uso de sus productos, es decir, juguetes sexuales. Esto causó revuelo en su momento y ahora, meses después, se traduce en indemnización millonaria: a We-Vibe le va tocar repartir unos 4 millones de dólares canadienses entre los usuarios afectados.

En realidad el pago recae en la empresa matriz, Standard Innovation, según leemos en la publicación, donde detallan que se trata de un acuerdo revisado y aprobado por la Corte Federal de Illinois, en Estados Unidos. Otro caso en el que de nuevo nos encontramos con la recopilación de información sin el consentimiento expreso del usuario, como pasó con las smart TV de Vizio hace poco.

Un placer íntimo que no era tan, tan íntimo

El patrón de vibración, la intensidad de la misma, tus hábitos sexuales o la temperatura de tu juguete sexual. Datos como éstos son los que Standard Innovation recibía de los usuarios sin que hubiese una solicitud previa a los mismos, con un fin estadístico propio y, como vimos en su momento, sin especificarlo en los términos de uso.

We-vibe

¿Qué precio se paga cuando se invade la intimidad de esta forma? El acuerdo alcanzado es de un pago total de 4 millones de dólares canadienses (unos 2,8 millones de euros y unos 3 millones de dólares estadounidenses) así como el pago de algunas tasas legales. Los usuarios que podrán recibir un pago compensatorio de hasta 10.000 dólares estadounidenses (9.400 euros) son aquellos que comprasen un producto We-Vibe antes del 26 de septiembre de 2016 y hayan descargado y usado la app.

Además, la empresa tendrá que cambiar sus términos y política para que sean acordes con la recolección y tratamiento de los datos y que esto llegue de manera correcta a cada usuario en forma de nota informativa y, en caso de ser necesario, la solicitud del consentimiento. En The Guardian además incluyen parte de lo que Standard Innovation ha comunicado a algunos medios, explicando que ya han mejorado tanto la política como la seguridad del servicio.

En Xataka | El siguiente gran mercado de la tecnología es el de los juguetes sexuales, aunque casi nadie esté hablando de ello

También te recomendamos

Sí, tu juguete sexual puede estar enviando información de tu uso al fabricante

En Navidad, qué mejor que mandar "besos hápticos" a distancia con Kissenger, todo un teléfono del amor

¿De verdad sabemos hacer bien un café espectacular? Puede que nos estemos perdiendo lo mejor


La noticia Hasta 10.000 dólares por afectado: lo que We-Vibe pagará por recoger datos sin permiso del uso de juguetes sexuales fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Read more