Ver fotos
Fotografía facilitada por la embajada estadounidense que muestra al el enviado especial del presidente estadounidense, Donald Trump, para el proceso de Oriente Medio, Jason Greenblatt (i), junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (d), en su oficina de Jerusalén, Israel, hoy, 13 de marzo de 2017. EFE

Más

Jerusalén, 13 mar (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se entrevistó en Jerusalén con el asesor para negociaciones internacionales de la Casa Blanca, Jason Greenblatt, que inició hoy una visita oficial en la región.

"Espero que podamos hacer algunas cosas buenas juntos", declaró Netanyahu durante el encuentro, a lo que el consejero del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, respondió que su intención es "hacer grandes cosas juntos", informó el diario "Times of Israel" sobre la reunión, de la que no trascendió más información.

Greenblatt llegó hoy a Israel para discutir la política colonizadora israelí y abordar la situación en la que se encuentra el proceso de paz entre israelíes y palestinos, estancado desde el fracaso del último intento negociador en 2014.

La prensa local apunta a que el objetivo del estadounidense es dejar clara la posición de la nueva Administración frente a los asentamientos judíos en la Cisjordania y Jerusalén Este ocupados, sobre los que hasta la fecha Trump se ha mostrado más flexible que el anterior ocupante de la Casa Blanca, Barack Obama, que dejó pasar una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU contra ellos.

Mañana está previsto que Greenblatt se desplace a Ramala, donde tiene programado un encuentro con el presidente palestino, Mahmud Abás, que presumiblemente girará en torno a la futura entrevista entre el palestino y Trump después de que éste último invitara a Abás a visitarle Washington durante una llamada telefónica el viernes que supuso el primer contacto directo entre los mandatarios.

Pero, como señaló ayer el titular palestino de Exteriores, Riad al Malki, su gobierno no espera que el enviado estadounidense les haga en estos momentos ninguna proposición concreta relacionada con un eventual proceso de paz.

Abás destacó que acudiría a la capital estadounidense "con el fin de avanzar hacia un proceso de paz que lleve a una solución justa y amplia", pero advirtió de que esa paz pasa por "una solución de dos Estados, de conformidad con las resoluciones legítimas internacionales".

En una rueda de prensa conjunta con Netanyahu desde Washington el mes pasado, Trump abrió la puerta a otras alternativas para abordar la solución al conflicto entre israelíes y palestinos más allá de la creación de un Estado palestino independiente junto a Israel.

"Estoy valorando una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que les guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos" salidas, dijo, desmarcándose del arreglo por el que ha trabajado la comunidad internacional y que ha servido como base de las negociaciones entre las partes en los últimos años.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more