El 17 de marzo, Día de San Patricio, santo patrón de Irlanda, en Estados Unidos se desarrollan amplias y festivas celebraciones en las que barrios se visten de verde, se beben oscuras y espumosas cervezas y se evoca y reconoce el legado de los inmigrantes irlandeses al país.

Millones de estadounidenses son descendientes de los inmigrantes que, durante los siglos 19 y 20, llegaron desde Irlanda escapando de la hambruna y la pobreza para buscar una vida mejor. Justo como muchos otros migrantes han hecho a lo largo del siglo 20 y el 21, en específico los latinoamericanos. Como ellos hoy, en su momento los inmigrantes irlandeses fueron sujetos de estigmatización y rechazo, pero actualmente todos son parte activa y valiosa del tejido social estadounidense.

Por ello, en el marco de la reciente visita al país del primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, algunas expresiones de altos dignatarios estadounidenses, empezando por el propio presidente Donald Trump, han hecho levantar las cejas a muchos irlandeses.

Ver fotos
El presidente de EEUU, Donald Trump, y el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny. (AFP)

Más

Para empezar, cuando el pasado jueves Trump recibió a Kenny, el premier de Irlanda exaltó a EEUU como nación de inmigrantes que abrió las puertas a los irlandeses y muchos más, una alusión con fuertes resonancias dado el actual endurecimiento de la política del gobierno estadounidense en materia de inmigración.

En cambio, como narra el periódico The Guardian, luego de reconocer él mismo el legado irlandés en Estados Unidos, Trump hizo mención a lo que él llamó un “proverbio” que le gusta mucho y que conoce desde hace tiempo: “Siempre recuerda olvidar a los amigos que se probaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que te han apoyado”.

Ciertamente Trump no dijo que se trataba de un proverbio o poema de autoría irlandesa, pero al haberlo mencionado en el contexto de un mensaje que celebra la relación entre Estados Unidos e Irlanda es de suponer que esa frase debería tener alguna relación irlandesa, al menos para Trump. Lo que sí dejó claro es que su mención a ese ‘proverbio’ lo hacía en el contexto político vigente.

Así podría pensarse que esa frase quizá aludió a una cierta reconciliación entre Trump y Kenny luego de que el premier irlandés dijo en el pasado que el lenguaje del entonces candidato Trump era “peligroso y racista”.

O quizá Trump se refería a personajes de la política estadounidense, incluso los de su propio partido, que últimamente lo han criticado.

Sea como sea, el punto es que no está claro si ese proverbio es realmente de origen irlandés, pues muchos irlandeses han comentado que jamás lo habían escuchado antes. Ciertamente, como el propio The Guardian comenta, ese verso ha sido asociado en el pasado con Irlanda pero también ha sido atribuido, aunque de modo poco verosímil, a un joven poeta nigeriano.

Trump, con todo, no fue el único político estadounidense que hizo curiosos ‘comentarios irlandeses’ vinculados con la visita de Kenny y el Día de San Patricio.

Por ejemplo, The Washington Post narra que durante un desayuno con Kenny el vicepresidente Mike Pence dijo “top of the morning” (una frase que tendría origen irlandés que significa desearle a una persona que tenga lo mejor durante la mañana) pero que al parecer ya casi nadie dice en Irlanda y se ha convertido en una serie de estereotipo, un cliché mucho más en uso en Estados Unidos para aludir a lo irlandés que en la propia isla.

Algunos dirían que es como celebrar a lo mexicano en una reunión de estado evocando una frase de Speedy González.

En todo caso la cortesía de Pence se agradece, aunque según varios medios haya tenido un tono anticuado.

Otros de los momentos curiosos fue el que protagonizó el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, cuando durante ese desayunó exaltó a Trump por “poseer muchos campos de golf” y que eso es “lo más cercano que se puede tener a la realeza en Irlanda”.

Leer más

Esa referencia sonó extraña a muchos, comenta el Post, primero por el hecho de aludir al tema de la propiedad de campos de golf, luego porque ese deporte es en realidad de origen escocés y al final porque Irlanda es una república que históricamente se enfrentó a la corona británica.

Ver fotos
La ‘despreciable pinta’ de cerveza Guinness de Paul Ryan, así calificada por no tener la suficiente espuma arriba que, a juicio de los conocedores, es como debe servirse esa bebida. (International Business Times)

Más

Ver fotos
Barack Obama bebe una cerveza Guinness que tendría la requerida cantidad de espuma arriba que gusta a los conocedores. (International Business Times)

Más

Para colmo, se comenta, en un momento Ryan sacó un vaso de cerveza Guinness para brindar en honor a los mutuos ancestros irlandeses, pero la bebida carecía en su tope de suficiente cantidad de la requerida gruesa espuma blanca, por lo que fue calificada por los entusiastas de esa cerveza como la “pinta despreciable”.

Lo mejor, más allá de todo ello, es relajarse y celebrar a Irlanda y Estados Unidos en el Día de San Patricio con una sonrisa.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados