Ver fotos
(i-fondo) El presidente del partido Encuentro Nacional, Herman Ratszalaffn; el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez; y Esparanza Martinez. (der) del fondo hacia adelante: el presidente del partido UNACE, Jorge Oviedo Matto; Arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela; el presidente de Paraguay, Horacio Cartes; y el presidente del Partido Colorado, Pero Alliana, hoy, viernes 7 de abril de 2017, durante la mesa de diálogo propuesta por Cartes tras los disturbios del fin de semana pasado en Asunción (Paraguay). EFE

Más

Asunción, 7 abr (EFE).- Un total de 22 periodistas denunciaron hoy haber sido víctimas de agresiones, como heridas por balas de goma, golpes y contusiones, mientras cubrían las protestas del pasado viernes frente al Congreso, que derivaron en enfrentamientos entre manifestantes y policías en el centro de Asunción.

Algunos periodistas denunciaron, además, heridas por impacto de piedras y rotura de sus equipos de trabajo, como cámaras de fotos o de vídeo, según un listado hecho público por el Foro de Periodistas de Paraguay (Fopep).

El Fopep, junto con el Sindicato de Periodistas de Paraguay y la Asociación de Reporteros Gráficos, presentó este viernes una denuncia conjunta por estas presuntas agresiones ante el fiscal adjunto de Derechos Humanos, Ricardo Merlo.

Merlo destacó que la Fiscalía intentará esclarecer si los hechos denunciados suponen delitos de "lesión en el ejercicio de funciones públicas", o si constituyen hechos de tortura, según un comunicado del Ministerio Público.

El fiscal adelantó además que se buscará investigar si hubo abusos por parte de los policías, y si se aplicaron los protocolos para el uso proporcional de la fuerza.

Las denuncias por agresiones se unen al pronunciamiento del Círculo Paraguayo de Periodistas Judiciales, que el jueves expuso los escraches que sufrieron los trabajadores del Grupo Nación de Comunicaciones, propiedad de Sarah Cartes, hermana del presidente paraguayo, Horacio Cartes.

El Círculo también criticó las amenazas dirigidas contra los periodistas de televisión Menchi Barriocanal y Óscar Acosta, que según el comunicado fueron "tildados por el Gobierno como instigadores de la violencia".

Las protestas del pasado viernes, que generaron la mayor crisis política del Gobierno de Cartes, comenzaron después de que 25 senadores votaran a favor del proyecto de enmienda constitucional para la reelección presidencial.

Las protestas concluyeron con el incendio de parte del Congreso paraguayo, decenas de heridos por la intervención policial, más de 200 detenidos, y un militante opositor fallecido, presuntamente a manos de un policía, en un operativo en la sede del Partido Liberal.

Parte de los detenidos fueron arrestados de forma arbitraria, y sufrieron torturas y tratos vejatorios, denunció el estatal Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP).

Además, un joven perdió un ojo a raíz del impacto de una bala de goma disparada por la policía durante su intervención del pasado viernes, denunció la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy).

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more