Una decena de soldados de las Fuerzas del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este de Libia, murieron y quince resultaron heridos en enfrentamientos con combatientes islamistas en Bengasi. EFE/Archivo

Más

Trípoli, 4 may (EFE).- Al menos una decena de soldados de las Fuerzas bajo el liderazgo del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este de Libia, murieron hoy y quince más resultaron heridos en enfrentamientos con combatientes islamistas en Bengasi, segunda ciudad en importancia del país.

Fuentes de Seguridad explicaron a Efe que los soldados perecieron cuando intentaban arrebatar una posición al grupo "Majlis al Shura" en el barrio de Sabri, uno de los que dan acceso al corazón de esta urbe, considera la capital del este de Libia.

Los soldados cayeron en una emboscada tendida por los islamistas en una área conocida Al Zerrieih, que conecta con el este de la ciudad, agregaron.

Bengasi, ciudad en la que se centró el levantamiento contra la dictadura de Muamar al Gadafi, es escenario de continuos combates desde que en mayo de 2014 Hafter levantara el asedio para arrebatar su control a las milicias aliadas al antiguo gobierno islamista en Trípoli, desalojado ese mismo año.

Desde entonces, decenas de miles de sus habitantes se han visto obligadas a huir y convertirse en desplazados internos al tiempo que en su interior se han asentado y resisten también grupos yihadistas afines a organizaciones como el Estado Islámico y la Organización de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI).

Libia es un estado fallido, víctima del caos y de la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes frente a la larga dictadura de Al Gadafi.

En la actualidad, dos gobiernos se disputan el poder apoyados por distintas milicias: uno sostenido por la ONU en Trípoli y otro en el este bajo la ascendencia militar de Hafter, que domina cerca del 60 por ciento del territorio nacional.

De la anarquía se benefician los grupos yihadistas y las mafias dedicadas al contrabando de combustible, armas y personas.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more