Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu presides the weekly cabinet meeting at his office in Jerusalem, Israel, 14 March 2017. (Jerusalén, Estados Unidos) EFE

Más

Jerusalén, 14 may (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo hoy que mover la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén "no daña al proceso de paz, sino lo contrario", en respuesta a las declaraciones del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, de que el paso es estudiado con detalle por su impacto.

"Trasladar la embajada lo haría avanzar (al proceso de paz), al corregir una injusticia histórica y destruyendo la fantasía palestina de que Jerusalén no es la capital de Israel", expuso Netanyahu en un comunicado difundido por su oficina.

El mandatario insistió en que ésta es la posición israelí, "pronunciada muchas veces al gobierno de Estados Unidos y al mundo", después de que Tillerson comentara en una entrevista en la cadena NBC que el presidente de EEUU, Donald Trump "está siendo muy cuidadoso para entender cómo tal decisión (el traslado) impactaría en el proceso de paz".

Durante su campaña electoral el mandatario estadounidense aseguró que establecería esta oficina de representación de su país en Jerusalén, en lugar de Tel Aviv, un anuncio que se ha encontrado con el rechazo de plano de los palestinos y numerosos estados árabes.

Ningún país tiene su embajada en la ciudad santa y el traslado es interpretado como la aceptación de la ocupación israelí desde 1967 de Jerusalén Este, reclamada por los palestinos como capital de su estado pese a que en 1980 fue anexionada de manera unilateral por Israel en una decisión que no fue reconocida por la comunidad internacional.

Hasta la fecha Trump no ha tomado ninguna decisión al respecto y según su secretario de Estado, escucha los testimonios de las partes interesadas y está valorando qué consecuencias tendría para la iniciativa de paz que pretende impulsar.

Está previsto que Trump llegue a la región el próximo día 22 dentro de su primera gira internacional en el cargo y en su agenda incluye reuniones con Netanyahu y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, de acuerdo con la Casa Blanca.

La semana pasada y con Abás de visita en Washington, el estadounidense se mostró optimista sobre las posibilidades de lograr la paz entre israelíes y palestinos porque ve voluntad en ambas partes y se ofreció a ejercer de "mediador", sin profundizar.

En febrero, Trump se reunió con Netanyahu y entonces se desmarcó de la política de sus tres predecesores en la Casa Blanca al poner en duda que la paz deba incluir la creación de un Estado palestino, mediante la llamada "solución de dos Estados".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more