El presidente surcoreano Moon Jae-in durante su ceremonia de investidura en la Asamblea Nacional en Seúl (Corea del Sur) el 10 de mayo de 2017. EFE/Archivo

Más

Seúl, 26 may (EFE).- El Gobierno surcoreano autorizó hoy a una organización no gubernamental a contactar con norcoreanos con el objetivo de reanudar la asistencia humanitaria al Norte y otros programas de cooperación intercoreanos.

El ministerio de Unificación dio luz verde al plan presentado por el Korean Sharing Movement (Movimiento de Intercambio Coreano) a principios de mayo para hablar sobre sus programas de asistencia con Corea del Norte, según la agencia de noticias Yonhap, el primer movimiento de estas características desde la llegada del presidente Moon Jae-in.

Fundada en 1996, la organización ha trabajado en proyectos de asistencia agrícola y nutrición para niños norcoreanos.

El ministerio está revisando 19 peticiones de grupos cívicos de estas características como parte de la postura de acercamiento de la nueva Administración del país asiático, que el lunes anunció su plan de reanudar este tipo de iniciativas, siempre y cuando no se comprometan las sanciones sobre Pyongyang ni la seguridad de Seúl.

El Ejecutivo de Corea del Sur ha dicho que responderá con firmeza ante provocaciones del Norte, pero también considera que una larga relación de tensión no contribuye a la estabilidad en la región.

Este movimiento llega apenas dos semanas después de la llegada al poder de Moon, favorable a un acercamiento a Pyongyang, y después de que su antecesora, Park Geun-hye, suspendiera prácticamente toda la ayuda al Norte y los programas de intercambio a comienzos de 2016.

Esta congelación se aplicó a raíz de la realización de la cuarta prueba nuclear del régimen de Kim Jong-un, y supuso la paralización de todas las iniciativas de ayuda humanitaria salvo un programa de envío de medicamentos contra la tuberculosis.

Además de las sanciones internacionales sobre Pyongyang, Seúl cerró el polígono industrial conjunto de Kaesong como castigo por el test y el posterior lanzamiento de un cohete espacial, que la comunidad internacional considera un ensayo de misiles encubierto.

Cualquier viaje a Corea del Norte requiere la aprobación de Seúl y el consentimiento de Pyongyang. Los dos países permanecen técnicamente en guerra desde el conflicto que los enfrentó en 1950 y 1953, zanjado con un armisticio nunca sustituido por un tratado de paz.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more