La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, sostiene un cartucho de bomba lacrimógena, durante una rueda de prensa el 24 de mayo de 2017, en Caracas (Venezuela). EFE

Más

Caracas, 2 jun (EFE).- Las declaraciones de la fiscal general de Venezuela, que pidió hoy al presidente que retire la convocatoria para redactar una nueva constitución, incrementó la tensión entre esta funcionaria y el chavismo, volcado en el proyecto constituyente.

Luisa Ortega Díaz, fiscal general de Venezuela, pidió al presidente Nicolás Maduro "echar para atrás" la iniciativa de redactar una nueva Constitución a través de una Asamblea Nacional Constituyente, lo que ha provocado que los chavistas la califiquen de traidora y de estar vinculada con el terrorismo.

Decenas de simpatizantes del chavismo marcharon este viernes hacia la sede del Ministerio Público (MP, Fiscalía) en Caracas para manifestarse en contra de su titular.

El vicepresidente de Movilización del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Darío Vivas, aseguró que Ortega Díaz "en los últimos tiempos se ha vinculado estrechamente a la violencia criminal" y que "ha estado vinculada estrechamente apoyando el terrorismo y el fascismo".

Además, afirmó que la fiscal no está garantizando la justicia y, por el contrario, "actúa de espaldas a lo que ella representa".

"Si ella considera que ya no es capaz de impartir justicia, que está vinculada a los sectores del terrorismo, es mejor que renuncie porque el pueblo venezolano no va a seguir aceptando tener a una funcionaria que está de espaldas a la Constitución", sostuvo.

Ortega Díaz, por su parte, aseguró en una entrevista con una emisora privada que no se considera una adversaria política de Maduro.

Sin embargo, pidió al jefe de Estado que desista de su intención de reformar el ordenamiento jurídico venezolano y, además, recomendó al Ejecutivo que pida al Consejo Nacional Electoral (CNE) adelantar las elecciones regionales que debieron realizarse a finales del año pasado y que fueron fijadas para el 10 de diciembre de este año.

La fiscal precisó que el MP ha abierto 3.390 investigaciones por hechos violentos ocurridos en medio de la crispación social y política del país, que ha dejado, además, según dijo, 1.189 heridos y 35 órdenes de captura pendientes por ejecutar.

En ese sentido, Ortega afirmó que 19 de las 63 muertes que se han producido en escenarios de protestas en el país son atribuidas a los cuerpos policiales y militares que actúan en la contención de las manifestaciones.

La Fiscalía, según sus palabras, ha solicitado aprehender a 19 uniformados y esto no se ha materializado porque los señalados no han sido puestos a la orden del Ministerio Público.

Por otra parte, dijo tener conocimiento de una posible decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, Supremo) para quitarle a la Fiscalía la titularidad de la acción penal.

"Esa es una aventura que tiene un alto costo político, sería otro retroceso en materia de derechos humanos", acotó.

Ortega se ha distanciado del Gobierno en los últimos meses al denunciar la ruptura del hilo constitucional por parte del Supremo cuando este despojó al Parlamento de sus funciones y, luego, al rechazar la intención del jefe de Estado de cambiar el ordenamiento jurídico.

Por otra parte, la marcha convocada por estudiantes universitarios opositores se desarrolló sin contratiempos y arribó a su destino en la sede del canal estatal VTV donde un grupo de manifestantes fue recibido por el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

Un grupo de estudiantes, liderados por la presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Rafaela Requesens, ingresó en las instalaciones de Venezolana de Televisión (VTV) reclamando al medio que informe "lo que está sucediendo en el país".

La dirigente estudiantil señaló que VTV "es el canal del gobierno" y solo responde por sus intereses. Añadió que esto se vio evidenciado cuando el canal informó sobre la muerte del joven Juan Pernalete en medio de una manifestación y acusó a la oposición de haber sido la responsable de su fallecimiento.

Villegas respondió que quería entregarles una "investigación periodística" que se realizó en su despacho sobre las muertes que han ocurrido durante la ola de manifestaciones, a favor y en contra del Gobierno, que a día de hoy ascienden a 63.

El ministro aseveró que la Fiscalía "tiene el monopolio de la acción penal", pero no "el monopolio de la verdad" y que las investigaciones que esta desarrolla "son controvertibles".

La oposición venezolana continúa su llamada a mantenerse en las calles manifestándose en contra del Gobierno de Maduro, por lo que este sábado se movilizarán en una actividad denominada la "Marcha del hambre" con la que exigirán mejorar la distribución de los alimentos que escasean en el país.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more