El portavoz del gobierno jordano, Mohamed al Momani. EFE/Archivo

Más

Nuakchot, 6 jun (EFE).- El gobierno de Mauritania ha roto hoy sus relaciones diplomáticas con Catar, un día después de que lo hicieran Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Egipto y Baréin, según un comunicado hecho público esta noche por el ministerio de Exteriores.

"El Estado de Catar se ha empeñado en violar los principios sobre los que se funda la acción árabe común, y su política en la región se basa en el apoyo a organizaciones terroristas", señala el ministerio mauritano en su comunicado, repitiendo el argumento principal de las potencias del Golfo, principales sostenes económicos de Mauritania.

El texto añade que Doha "hace la propaganda de las ideas extremistas y obra por la propagación de la anarquía y de los conflictos en numerosos países árabes, lo que ha conducido a tragedias humanos en estos países, en Europa y en el mundo".

La acción de Catar "también ha llevado al desmembramiento de instituciones en países hermanos y a la destrucción de infraestructuras", señala el ministerio, en una alusión apenas velada a Siria y a Yemen.

"Ante la persistencia de Catar en estas políticas", el gobierno mauritano "ha decidido romper sus relaciones diplomáticas con él", concluye el comunicado.

Este es el primer país del Magreb árabe que se suma a la ruptura diplomática con Catar, ya que hasta el momento sus vecinos (Marruecos, Argelia y Túnez) no han dado ese paso, limitándose a expresar su preocupación por lo sucedido o, en el caso de Rabat, guardando un total mutismo sobre la cuestión.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more