A sus 19 años, Rosa Domínguez ingresó a la lista de las personas con mejor suerte en el mundo. Su buena fortuna le ha redituado ya ganancias por 655.555 dólares. Todo en menos de una semana.

La joven conducía su auto de vuelta a casa en California, donde vive, después de haber visitado Arizona y, como se narra en el sitio web de la Lotería de California, ella decidió detenerse en una estación de gasolina en Paso Robles, en el Condado San Luis Obispo, a mitad del camino entre Los Ángeles y San José. Allí compró por cinco dólares una planilla del juego Power 5’s (en la que el jugador ‘rasca’ y gana el monto revelado) y, para su sorpresa, obtuvo el premio máximo: 555.555 dólares. La probabilidad de lograrlo es, de acuerdo a la propia Lotería californiana, una en 1.510.543.


Rosa Domínguez, de 19 años, ganó dos veces en la misma semana la Lotería de California, para un total de 655,555 dólares. (California Lottery)

Más

Cuando se dio cuenta de que había ganado, cuenta la propia Domínguez, “estaba tan nerviosa que sólo quería llorar”. Pero unos días después, y cuando la emoción aún estaba palpitante, decidió probar su suerte de nuevo y compró una planilla del juego $5 Lucky Fortune Scratcher en una estación de gasolina en Greenfield, California, en el Condado Monterey. Y por segunda vez en una semana ella rascó y ganó, en esta ocasión 100.000 dólares, el premio máximo de esa modalidad de juego.

La inversión de 10 dólares de Domínguez le pagó, así, inmensos dividendos en una racha ganadora ciertamente singular e infrecuente.

Finalmente, ella se presentó en la oficina de la Lotería de California en Hayward, en el este de la Bahía de San Francisco, para reclamar su dinero. Por lo pronto, comentó, quiere irse de compras y adquirir un nuevo automóvil. Y quizá con él visitará nuevamente otra gasolinera para probar su suerte de nuevo. Por qué no, le sugerirán algunos, para atreverse en tierras más ambiciosas y redituables como el Power Ball (cuyo premio es actualmente 155 millones de dólares).

Donde Domínguez no tendrá tanta suerte es en lo fiscal, pues inevitablemente una fuerte tajada de sus 655.555 dólares (al menos el 25%) irá a las arcas del Tío Sam. Pero para su fortuna, California no grava con un impuesto estatal adicional esas ganancias en la lotería.

Su suerte, ahora, depende de invertir y administrar bien ese dinero.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more