El congresista federal por el Estado de Nueva York Adriano Espaillat. EFE/Archivo

Más

Nueva York, 18 ago (EFE).- Un grupo de políticos latinos de Nueva York y miembros de la comunidad que representan, rindieron hoy tributo a las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona con un minuto de silencio y mensajes de solidaridad.

"Es una muestra de solidaridad con nuestros hermanos de Barcelona y pésame por las víctimas, una denuncia contra el odio", dijo a Efe la asambleísta estatal, Carmen de la Rosa, que participó del acto junto al congresista federal Adriano Espaillat y el concejal Ydanis Rodríguez, que representan el vecindario de Washington Heights, el vecindario dominicano por excelencia en esta ciudad.

De la Rosa recordó que en Nueva York "hemos pasado por eso y entendemos lo que es sobrevivir" al referirse a los atentados terroristas contra las Torres Gemelas en 2001.

Tras los atentados de Barcelona, la ciudad de Nueva York reforzó la seguridad por lo que sectores como Times Square, frecuentado por miles de personas, muestran mayor presencia de miembros de la unidad contra el terrorismo.

Algunas de las personas que asistieron al acto, frente a un restaurante español en Washington Heights, mostraban recortes de periódicos con fotos de algunas de las 13 personas que murieron en el atentado que hasta ahora ha causado un centenar de heridos.

Un segundo atentado a tiros en una ciudad cercana cobró la vida de una persona.

Por su parte, el concejal Rodríguez destacó que es un llamado "para que se acabe el odio que viene con las palabras pero también con las acciones".

"El odio de los terroristas que hacen estas acciones pero también es promovido por presidentes como Donald Trump. Tenemos que seguir trabajando para acabar con esos mensajes de odio y en Nueva York, que ha sido un símbolo de cómo una ciudad se mantiene protegida de las acciones terroristas después del 11-S, tenemos que seguir siendo proactivos", afirmó el concejal.

Rodríguez, presidente del Comité de Transporte, señaló que tras lo ocurrido en Barcelona insistirá en que deben ser protegidos los lugares donde acude mucho público, como la Rambla que fue blanco del atentado terrorista, o el paseo de Times Square en Nueva York, donde en mayo un vehículo embistió contra la muchedumbre y causó una muerte y 22 heridos.

"Queremos que se instalen protectores (que impiden el paso de coches) en aceras donde transite mucha gente, frente a escuelas, parques y plazas", afirmó.

Jesús Pérez, que nació en Galicia y vive en Nueva York desde que tenía siete años, aseguró a Efe que las imágenes que veía en la televisión era "algo surreal" que le dejaron "en shock".

"Primero no lo podía creer y después llegas a entender que este tipo de actos de terrorismo son algo inevitable. La única forma de evitarlo o de tratar de reducir que ocurran es cooperar con las autoridades, tratar de intercambiar la mayor información posible" ante cualquier sospecha, señaló.

Dice que su familia está atenta a todo lo que ocurre. "Hay mucho dolor, no solo por lo de Barcelona sino por lo ocurrido en Niza (celebración del Día de la Bastilla), en Estocolmo o en Alemania. Europa ha sido muy castigada", afirmó.

Dijo además a Efe que la comunidad de Washinhton Heights ha sido "ciento por ciento" solidaria con España tras los atentados.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more