Billetes de dólar estadounidenses y Renminbi chinos. EFE/Archivo

Más

Shanghái (China), 22 ago (EFE).- Las sanciones de China a Corea del Norte le costarán al país dirigido por Kim Jong-un unos 1.500 millones de dólares, aunque no frenarán las ambiciones nucleares del líder, según calculan expertos citados por el periódico independiente South China Morning Post.

Desde el pasado 15 de agosto, la compra de China a Corea del Norte de carbón, hierro, plomo y pescado está prohibida, en aplicación de las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 5 de agosto.

Esta decisión dañará fuertemente a la economía del país asiático ya que estos productos constituyen casi el 60 % de las exportaciones de Pyongyang a Pekín, pero el Gobierno de Kim "se adaptará", dicen los expertos.

China es el principal socio comercial para Corea del Norte y este país exportó al gigante asiático el año pasado casi 1.500 millones de dólares en los mencionados productos ahora prohibidos.

Según Sun Xingjie, un experto en asuntos coreanos de la Universidad de Jilin, una gran proporción de los ingresos de Corea del Norte procedentes de las exportaciones se destinaba generalmente a programas militares y a las familias de la elite del régimen por lo que "la prohibición de China esta vez hará que Kim sienta la presión".

China, miembro permanente y con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, votó a favor de la Resolución 2371, que contempla sanciones económicas contra Corea del Norte, de duración indefinida y que permanecerán en vigor mientras Corea del Norte continúe con sus programas nucleares y de misiles.

Sin embargo, Justin Hastings, académico de relaciones internacionales de la Universidad de Sydney, quien ha investigado el comercio entre China y Corea del Norte, dudó si China aplicará estrictamente la prohibición durante mucho tiempo.

"China probablemente hará cumplir la prohibición en el corto plazo" pero es probable que el gigante asiático "elimine su estricta aplicación después de un tiempo", apuntó el experto.

Por ello, Corea del Norte "probablemente se verá perjudicada en el corto plazo, pero a largo plazo, a menos que China cambie completamente su enfoque hacia este país, es probable que pueda adaptarse en cierta medida", agregó.

En opinión de Sun, la prohibición hará que Kim sienta "la amenaza de la comunidad internacional" y, por lo tanto, probablemente le llevara a acelerar los programas nucleares, "el único medio que tiene para asegurar la supervivencia de su régimen".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more