Por Yeganeh Torbati

WASHINGTON (Reuters) – Estados Unidos dijo a Rusia que cierre su consulado en San Francisco y edificios en Washington y Nueva York que albergan misiones comerciales, dijo el jueves el Departamento de Estado, en respuesta a un recorte ordenado por Moscú para el cuerpo diplomático del país norteamericano.

El anuncio fue la más reciente de una serie de represalias entre ambos países que han llevado las relaciones a mínimos desde la Guerra Fría, enfriando las esperanzas en ambos lados de una mejora tras la llegada de Donald Trump a la presidencia.

El mes pasado, Moscú ordenó que Washington recortara su personal diplomático y técnico en Rusia en más de la mitad, a 455 personas, para igualar el número de diplomáticos rusos en Estados Unidos, después de que el Congreso aprobó nuevas sanciones en su contra.

Las sanciones fueron impuestas en respuesta a la interferencia rusa en las elecciones presidenciales del año pasado y para castigar más a Moscú por su anexión de Crimea en 2014.

"Creemos que esta acción fue injustificada y perjudicial para las relaciones entre nuestros países", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado, añadiendo que Estados Unidos había completado la reducción.

El secretario de Estado Rex Tillerson informó al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, sobre la orden de cierre en una llamada telefónica, dijo un funcionario del Gobierno de Trump. Los dos planean reunirse durante la Asamblea General de la ONU en septiembre, agregó.

Lavrov lamentó la decisión de Washington durante la llamada con Tillerson, dijo su ministerio.

La Casa Blanca no respondió de inmediato un pedido de declaraciones. Un funcionario del gobierno dijo que no se está expulsando a ningún diplomático ruso y que los trabajadores de San Francisco podrán ser reasignados a otros puestos en Estados Unidos.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more