Pancartas durante una protesta este viernes contra la violencia en Birmania contra la etnia musulmana rohinyás, en Jalalabad, Afganistán. EFE

Más

Dacca, 9 sep (EFE).- La oficina de la ONU en Bangladesh elevó hoy a 290.000 los miembros de la minoría musulmana rohinyá llegados al país desde el pasado 25 de agosto y pidió 77 millones de dólares para proporcionarles ayuda "urgente".

En un informe publicado hoy, el Grupo de Coordinación Intersectorial detalló que la mayoría de los nuevos refugiados, unos 143.000, se están alojando en asentamiento temporales y campamentos ya existentes, mientras que unos 90.000 se encuentran en comunidades de acogida.

Los 56.000 restantes se han instalado en asentamientos "espontáneos" y un número "significativo" de ellos se encuentra en las cunetas de la carretera que une Ukhia con Teknaf, las zonas fronterizas del suroeste del país donde se concentran casi todos los recién llegados.

El número de rohinyás que han llegado a Bangladesh desde que hace dos semanas estallara la violencia en el estado birmano de Rakhine es hoy significativamente más alto que el reportado ayer por la ONU, cuando se situaba en 270.000.

"Sectores ha preparado un plan de respuesta preliminar con un requisito de 77.100.000 dólares para distribuir ayuda urgente y vital para las 300.000 nuevas llegadas", indicó el grupo, que insistió en la necesidad "inmediata" de alimentos.

La crisis comenzó el pasado día 25, tras un ataque de un grupo insurgente rohinyá contra casetas policiales y militares en el estado de Rakhine, en el noroeste de Birmania, que fue respondido con una operación militar en la zona.

De acuerdo con cifras oficiales birmanas, el número de muertos allí es de algo más de 400, pero testigos y organizaciones de derechos humanos hablan de tiroteos indiscriminados contra la población y el incendio de pueblos enteros, así como violaciones de los derechos humanos.

La nueva oleada de refugiados se produce después de que a finales del año pasado el Ejército birmano llevara a cabo otra campaña militar tras un ataque insurgente, que en aquella ocasión provocó el éxodo de más de 80.000 rohinyás y la condena de organismos internacionales y organizaciones de derechos humanos.

Entre 300.000 y 500.000 rohinyás vivían ya antes de esta crisis en Bangladesh, país que solo reconoce como refugiados a 32.000 de ellos, afincados en los campos del distrito suroriental de Cox's Bazar.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more