En la imagen, el presidente estadounidense, Donald Trump. EFE/Archivo

Más

Washington, 8 ene (EFE).- Estados Unidos insistió hoy en vincular la concesión de fondos para la ayuda en asuntos de seguridad a Pakistán a una mayor implicación por parte del gobierno de Islamabad en la lucha contra el terrorismo islamista en la región.

Esta afirmación se produce después de que el pasado jueves el Departamento de Estado de Estados Unidos anunciara la suspensión del programa de Fondos de Apoyo a la Coalición (CSF, por sus siglas en inglés) en Pakistán, que asciende a 900 millones de dólares, a su adopción de "medidas decisivas" en la lucha contra el terrorismo.

"Esa partida ha sido suspendida, no cancelada ni reubicada, ya que aún tenemos la esperanza de que Pakistán actuará contra los terroristas y contra los grupos emergentes de los que tenemos conocimiento", señaló hoy el portavoz del Departamento de Defensa, coronel Robert Manning, a un grupo de periodistas en el Pentágono.

Manning recalcó que esta ayuda "no ha sido cancelada" y que Pakistán aún podría acceder a ella, puesto que la partida presupuestaria aprobada en 2017 para este programa, que tiene carácter bianual, no concluye hasta septiembre de este año.

"Esperamos que los líderes Talibán o de la red Haqqani no puedan encontrar refugio o conducir operaciones desde suelo paquistaní", aclaró el coronel, quien apuntó que, por lo tanto, no se contempla por el momento destinar esta cantidad de dinero a otro fin.

Desde que la semana pasada se hizo pública esta decisión, se venía especulando con la posibilidad de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hubiera planteado la posibilidad de reasignar estos 900 millones de dólares a otras necesidades presupuestarias, principalmente en el área de infraestructuras.

"Pakistán es una parte importante de nuestra estrategia inicial en el sur de Asia (…), así que esperamos que Pakistán se una a nosotros a la hora de no discriminar entre grupos terroristas", concluyó.

El programa de financiación CSF supone el reembolso a los países beneficiarios de los gastos generados por operaciones contra el terrorismo. La última partida de este tipo concedida a Islamabad fue de 550 millones de dólares, referentes al año fiscal 2016, que fueron abonados a comienzos de marzo del año pasado.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more