El embajador estadounidense en Irak, Douglas Silliman. EFE/Archivo

Más

Bagdad, 10 ene (EFE).- El embajador estadounidense en Irak, Douglas Silliman, afirmó hoy en una rueda de prensa en Bagdad que su Washington reducirá sus tropas en el país árabe de forma gradual en los próximos meses, tras la derrota sobre el terreno del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Silliman anunció que habrá una reducción gradual de las fuerzas estadounidenses, "sin que se reemplacen por otras", y señaló que ya han sido retirados parte de los uniformados desplegados en Irak, sobre todo en la provincia de Al Anbar (oeste), y los que permanecen tienen actualmente "solo un papel de consejeros".

Asimismo, destacó que el "apoyo estadounidense se centra actualmente en entrenar a las fuerzas iraquíes", para que puedan dominar las áreas de las cuales expulsaron al EI en los pasados meses, además de ofrecer ayuda humanitaria para los civiles desplazados por la violencia.

Silliman destacó que EE.UU. ha aportado 112 millones de dólares para asegurar las áreas "liberadas" de los yihadistas, monto destinado a eliminar minas y artefactos explosivos, además de otros fondos que ofreció a los programas de desarrollo de la ONU para Irak.

Estados Unidos va a ejercer el "liderazgo" en la conferencia internacional para la reconstrucción de Irak, que está previsto que se celebre el próximo mes de febrero en Kuwait, indicó el embajador.

El embajador estadounidense anunció ayer que su país va a aportar 75 millones de dólares adicionales para "apoyar la estabilización de Irak después de su liberación del EI", lo cual eleva a 150 millones de dólares los fondos destinados a este concepto en 2018.

El Gobierno iraquí anunció a principios de diciembre de 2017 la victoria contra el EI, después de hacer recuperado el control de las últimas zonas que controlaba el grupo extremista, aunque todavía hay presencia de terroristas en el país.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more