Un voluntario carga un niño herido tras los bombardeos de ayer en Siria. EFE

Más

Moscú, 12 ene (EFE).- Las fuerzas rusas han localizado y destruido el almacén en el que se guardaban los trece drones que atacaron hace una semana sus dos bases militares en Siria, informó hoy el Ministerio de Defensa ruso.

El almacén de los drones, localizado en la provincia siria de Idleb, "ha sido destruido con un misil inteligente de artillería 'Krasnopol", señala un comunicado difundido por Defensa.

En la madrugada del pasado viernes trece aviones no pilotados intentaron lanzar ataques con bombas caseras a la base aérea rusa Hamimim y el puerto de Tartus, ambos en la provincia siria de Latakia.

Siete de esos drones fueron destruidos por los sistemas de defensa antiaérea, mientras que el mando de otros seis fue intervenido por los militares rusos, que lograron hacer aterrizar a tres de ellos y estrellar al resto contra el suelo en una zona segura lejos de las bases.

Tras analizar los aparatos en su poder, el Estado Mayor ruso afirmó que los drones estaban dotados de sistemas de tecnología punta y fueron suministrados a los terroristas por un tercer país.

El presidente ruso, Vladímir Putin, insinuó ayer que esa potencia es Estados Unidos, en un encuentro con los directores de los principales medios de comunicación escritos y agencia de información del país.

"No hay duda de que esos ataques fueron bien preparados. Sabemos dónde y cuándo fueron transferidos esos drones, camuflados como aparatos de fabricación doméstica. Estoy de acuerdo con los expertos del Estado Mayor en que los elementos tecnológicos (encontrados en los aviones) no pueden fabricarse de forma casera", dijo Putin.

El exjefe del Estado mayor de Rusia, Víktor Bóndarev, acusó hace tres días a EEUU de haber proporcionado a los terroristas esos drones.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more