Un Phantom fighter F-4 turco, en una localización desconocida. EFE/Archivo

Más

Beirut, 18 ene (EFE).- El Gobierno sirio advirtió hoy de que destruirá cualquier avión turco que viole su espacio aéreo ante la amenaza de Turquía de lanzar una ofensiva contra la región kurdosiria de Afrín, donde miles de personas salieron a manifestarse.

Así lo manifestó el viceministro sirio de Exteriores, Faisal Miqdad, en un comunicado que leyó a la prensa en Damasco, según la agencia de noticias oficial SANA.

"La Fuerza Aérea de Siria ha recuperado por completo su capacidad y está lista para destruir los objetivos aéreo turcos en el cielo de la República Árabe de Siria", dijo Miqdad.

"Esto significa -precisó-, que en caso de un ataque de aviones turcos en Siria, (Turquía) debe darse cuenta de que no se va de picnic".

Ankara ha amenazado con lanzar una ofensiva contra Afrín, en el noroeste de la provincia noroccidental siria de Alepo y controlado por la principal milicia kurda del país, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo).

Miqdad avisó a las autoridades de Turquía de que, si inician las hostilidades en Afrín, Damasco lo considerará "un acto de agresión" contra la soberanía de Siria, "de acuerdo a la ley internacional conocida por la parte turca".

El viceministro sirio de Exteriores manifestó, además, su esperanza de que Turquía escuche "bien" y que quede claro que "Afrín, en particular, y la región del norte y el noreste de la República Árabe de Siria ha sido siempre territorio árabe sirio y siempre lo será".

El titular de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, anunció hoy que su país está debatiendo con Rusia e Irán, aliados del Gobierno de Damasco, sobre el uso del espacio aéreo del norte de Siria, ante una posible intervención en Afrín.

"Estamos debatiendo con Rusia e Irán sobre el uso del espacio aéreo. Necesitamos coordinar esto para una posible intervención aérea. Hay que gestionarlo bien para prevenir accidentes", reveló Çavusoglu, en declaraciones recogidas por el canal CNNTürk.

Mientras, en el interior de Afrín, miles de personas protestaron contra las amenazas de Turquía.

"Hoy en Afrín salió a manifestarse gente de todas las minorías, árabes, kurdos y turcomanos, así como de todas las religiones", aseguró a Efe por teléfono el responsable de Relaciones Exteriores del cantón, Suleiman Yafar.

De acuerdo con sus cifras, unas 100.000 personas participaron en la protesta "para elevar una única voz en defensa de Afrín", apuntó.

Yafar indicó que durante la jornada de hoy la artillería turca apostada en la localidad de Dara Eza, en el norte de Alepo, tuvo como objetivo el pueblo de Iska, en el sur de la región de Afrín.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacó que miles de civiles se manifestaron en la ciudad de Afrín y en poblaciones de las inmediaciones para condenar la posible ofensiva turca y pedir a la comunidad internacional que lo evite.

Esta fuente informó, además, de combates entre las YPG, que están apoyadas por EEUU, y facciones rebeldes respaldadas por Turquía cerca de esa región de Afrín.

Los enfrentamientos se han desencadenado en las líneas de contacto entre ambos bandos en las proximidades de ese enclave, donde se oyeron varias explosiones causadas por los disparos de artillería de los grupos insurgentes sirios contra Kafr Yena, Basuta y Qustul Yandu.

También lanzaron proyectiles contra posiciones de la milicia kurda en Kafr Asher, en las inmediaciones de Afrín, en el noroeste de la provincia de Alepo.

Las YPG han atacado los alrededores de la ciudad de Azaz, también en el norte de Alepo y en la frontera con Turquía.

Esa urbe está bajo el control de las llamadas facciones del Escudo del Éufrates, que están respaldadas por las fuerzas turcas.

Mientras, el Ejército de Turquía continuó hoy movilizando tropas y vehículos en la frontera con Afrín, señaló la agencia de noticias turca semipública Anadolu.

Según las fuentes citadas por la agencia, se habrían desplegado tanques en los municipios fronterizos de Hassa y Kirikhan, en la provincia turca de Hatay.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more