Por Hamid Shalizi

KABUL (Reuters) – Un grupo de hasta cuatro hombres armados atacaron el Hotel Intercontinental en Kabul e intercambiaban disparos con fuerzas de seguridad el sábado, mientras que residentes y personal del establecimiento huían del lugar.

El gerente del hotel, Ahmad Haris Nayab, que logró escapar ileso, dijo que los atacantes consiguieron entrar y que la gente huía en medio de tiroteos desde todas partes, pero no sabía con certeza que hubieran heridos o víctimas.

El portavoz del Ministerio del Interior de Afganistán, Najib Danish, afirmó que no había claridad sobre los detalles, pero que entre los atacantes parecía haber algunos suicidas. La acción tuvo lugar días después de una advertencia de la embajada estadounidense sobre posibles ataques en hoteles en la capital.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por el ataque, el más reciente en una serie de actos similares que han afectado a Kabul. El hotel, localizado en la cima de una colina y muy protegido, al igual que la mayoría de los edificios públicos en la ciudad, había sido blanco de ataques por combatientes talibanes en 2011.

Es uno de los dos principales hoteles de lujo de Kabul y es usado para eventos y conferencias a las que asisten funcionarios gubernamentales.

El jueves, la embajada de Estados Unidos en Kabul emitió una advertencia a los ciudadanos estadounidenses, diciendo "Estén al tanto de reportes de que grupos extremistas podrían estar planificando un ataque contra hoteles en Kabul".

(Reporte adicional de Mirwais Harooni; escrito por James Mackenzie. Editado en español por Patricio Abusleme)

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more