Sheij Ahmed fue nombrado en abril de 2015 y desde entonces ha presentado a las partes varias propuestas para tratar de poner fin al conflicto. EFE/Archivo

Más

Naciones Unidas, 22 ene (EFE).- El mediador de la ONU para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, dejará su puesto en febrero tras casi tres años de infructuosos esfuerzos para impulsar una solución negociada al conflicto en el país, anunció hoy la organización.

Según Naciones Unidas, el diplomático comunicó al secretario general, António Guterres, su intención de no continuar en el cargo más allá de su actual contrato, que vence el mes próximo.

"El enviado especial sigue comprometido a buscar a través de la diplomacia el fin de la violencia y una solución política que cumpla con las legítimas aspiraciones del pueblo yemení hasta que se nombre a un sucesor", dijo a los periodistas el portavoz Stéphane Dujarric.

Según Dujarric, la ONU espera que haya un sustituto antes de que Sheij Ahmed termine su mandato o muy poco después.

A través del portavoz de Naciones Unidas, el enviado señaló hoy que sus pensamientos están con los yemeníes afectados por la guerra y que sufren "una de las crisis humanitarias más devastadoras del mundo".

Sheij Ahmed fue nombrado en abril de 2015 y desde entonces ha presentado a las partes varias propuestas para tratar de poner fin al conflicto.

Pese a varias iniciativas negociadoras, la ONU no ha logrado hasta ahora poner de acuerdo al Gobierno yemení -respaldado por Arabia Saudí y otros países árabes- y a los rebeldes hutíes, que controlan buena parte del país, incluida la capital.

Este domingo, el mediador finalizó una visita de cuatro días a Arabia Saudí, donde se reunió entre otros con el presidente del Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, que permanece exiliado, y con otros altos cargos.

El objetivo era volver a poner en marcha el proceso político y, según la ONU, todas los interlocutores respaldaron la iniciativa de Sheij Ahmed.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more