Caracas, 24 ene (EFE).- El Gobierno de Nicolás Maduro dijo hoy que el Grupo de Lima, integrado por 14 países de América, intenta "impedir" que Venezuela celebre las elecciones presidenciales convocadas por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para el primer cuatrimestre de este año.

La coalición de naciones denunció ayer que la decisión unilateral de la ANC de adelantar los comicios que generalmente se efectúan a finales de año "imposibilita la realización de elecciones democráticas, transparentes y creíbles (…) y contradice los principios democráticos y de buena fe para el diálogo entre el Gobierno y la oposición".

Ante ello, el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, leyó hoy un comunicado en el que critica la intención del Grupo de Lima de "impedir a toda costa la realización de las elecciones presidenciales convocadas en Venezuela para el primer cuatrimestre de 2018".

"La delegación de Venezuela para la mesa de diálogo (…) repudia la grosera e insolente declaración del autodenominado Grupo de Lima, resquicio fracasado, ilegal e inmoral de Luis Almagro (secretario general de la Organización de Estados Americanos) contra la soberanía de Venezuela", reza la declaración leída por Rodríguez.

El chavista dijo que la coalición de países "pretende rebasar los límites de la soberanía de Venezuela" y alimentar "la violencia, el odio, la intolerancia, la muerte entre los venezolanos, promoviendo vías contrarias a la convivencia democrática y electoral".

La nota oficial de Caracas acusa a los miembros del Grupo de atender "órdenes impartidas desde Washington esgrimiendo formas antidemocráticas de lavarle la cara a la derecha venezolana, que observa en el horizonte el panorama de la derrota que le propinará nuestro pueblo en esos comicios".

La decisión de la ANC, conformada solo por chavistas y no reconocida por numerosos gobiernos, provocó la renuncia del canciller mexicano, Luis Videgaray, al proceso de negociación que mantiene el Gobierno de Maduro y la oposición en República Dominicana, en el que actuaba como garante.

Asimismo, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, señaló que su país estudiará la continuidad en estas conversaciones pues, como reza la declaración del Grupo de Lima, el adelanto de las presidenciales golpea "la esencia" de lo tratado en Santo Domingo, bajo la observación también de Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas.

El oficialista reiteró la intención del Ejecutivo de continuar con las negociaciones y aseguró que las partes ya habían acordado que las elecciones fueran el primer semestre con varias garantías, así como una fórmula para levantar el desacato que el Tribunal Supremo impuso al Parlamento, controlado por la oposición.

Agregó que la oposición había accedido a las dos principales exigencias del chavismo: el reconocimiento de la Constituyente y repudiar las sanciones económicas impuestas en los últimos meses por varios países a altos funcionarios de la Administración de Maduro.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more