Fotografía cedida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del pleno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la situación en Oriente Medio hoy, jueves 25 de enero de 2018, en la sede del organismo en Nueva York (EE.UU.). EFE/Eskinder Debebe/ONU

Más

Naciones Unidas, 25 ene (EFE).- Palestina aseguró hoy en la ONU que no se plegará a "amenazas, intimidación o acciones punitivas" y seguirá manteniendo su oposición a la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

"No se puede poner un precio a los derechos y la dignidad de ningún pueblo", defendió el embajador palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansur, en un discurso ante el Consejo de Seguridad.

Aunque no le mencionó directamente, Mansur pareció responder en su intervención al presidente estadounidense, Donald Trump, quien hoy acusó a los dirigentes palestinos de haber "faltado al respeto" a su vicepresidente, Mike Pence, al negarse a recibirle.

"Nuestra postura no pretende ser una falta de respeto y no debería ser traducida de esa forma por nadie", dijo el diplomático.

Al contrario, según Mansur, se trata de una posición "anclada en un pleno respeto" de la ley, la justicia y la igualdad, la Carta de Naciones Unidas y el consenso internacional sobre los parámetros de una solución pacífica al conflicto palestino-israelí.

Trump, tras reunirse hoy en Davos (Suiza) con el primer ministro de Israel, Benjamín Natanyahu, amenazó con suspender la ayuda a los palestinos mencionando su negativa a verse con Pence durante el viaje que efectuó recientemente a la región.

En los últimos días, Washington ya anunció la congelación de parte de los fondos que preveía aportar este año a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) y confirmó su intención de trasladar a Jerusalén su embajada en Israel.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more