Un niño herido recibe asistencia médica tras un ataque aéreo en Duma, la principal ciudad de Guta Oriental, Siria, hoy 29 de diciembre de 2016. EFE/Archivo

Más

Viena/Estambul, 26 ene (EFE).- El régimen sirio acusó hoy a Estados Unidos y Arabia Saudí de sabotear cualquier intento de lograr una salida política a la guerra civil en el país, por haber hecho circular un documento que, denunció, presenta como "muerto" al proceso de paz de Ginebra.

"La oferta está tratando en vano de dar la impresión de que intentan reavivar el proceso político, cuando lo que están haciendo es matarlo", afirmó Bachar Jaafari, embajador de Siria ante la ONU en Nueva York y jefe de la delegación de Damasco en la ronda negociadora que termina hoy en Viena.

"El objetivo es destruir el proceso de paz", resaltó el representante del Gobierno de Bachar al Asad.

Jaafari acusó a Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Jordania y Arabia Saudí de haber redactado y filtrado una propuesta, cuyo contenido no especificó, pero que aseguró era totalmente "irresponsable" y no valía "ni la tinta con la que está escrita".

"Nuestro pueblo no acepta, ni nunca aceptará, una solución que les sea lanzada en paracaídas o transportada en tanques", manifestó Jaafari en una declaración ante la prensa.

Anadolu, la agencia de noticias de Turquía, uno de los principales actores en la guerra en Siria, informó hoy de que ese documento plantea recortar los poderes de Asad y dar más al primer ministro y a autoridades regionales.

Además, los países autores de esa nueva propuesta piden a la ONU que los reciba como un nuevo actor, aparte del régimen y de la oposición.

También propone que los sirios que han tenido que huir del país durante los siete años que dura ya la guerra tengan derecho al voto en unas eventuales elecciones.

Según Anadolu, los cinco países autores del documento consideran que Rusia, uno de los aliados de Al Asad, no presiona suficientemente al régimen y quieren trazar un camino a la oposición, ejerciendo de contrapeso frente a Moscú.

El embajador sirio criticó uno a uno a los países autores de ese documento, que, recalcó, "trata de socavar el proceso de Ginebra y la conferencia de Sochi, así como cualquier otra herramienta para una solución política en Siria".

Jaafari hizo estas declaraciones al abandonar la sede de la ONU en Viena, donde ayer comenzó la novena ronda negociadora entre la oposición y el Gobierno sirio auspiciada por Naciones Unidas.

El encuentro, del que no se esperaban grandes avances, antecede a una conferencia organizada por Rusia, aliada del régimen sirio, la semana próxima en la ciudad de Sochi.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more