Es un momento que acompañará para siempre a Secret Holt: su hija Bailey finalmente tomó una de sus numerosas llamadas. Pero en vez de escuchar la voz tranquilizadora de la joven, la madre sólo escuchó otros tonos de voz, alterados, y caos, mucho caos de fondo.

“No pudo decir nada e intenté llamar su nombre una y otra vez y nunca respondió”, recordó la madre.


Bailey Holt (ABC News)

Más

Inicialmente la madre pensó que ella no podía responder debido al tiroteo y era una manera de decir que estaba bien.

Bailey, de apenas 15 años, fue una de los dos estudiantes asesinados en Marshall County High School en el oeste de Kentucky esta semana, después de que un compañero de clase supuestamente abriera fuego, matando a los dos y dejando heridos a por lo menos otros 18, dijeron las autoridades.

Su última comunicación con su madre pudo producirse mientras estaba agonizando.

El agresor tiene 15 años, y aunque no se ha revelado su nombre, podría ser juzgado como adulto, dijeron las autoridades.


Estudiantes se congregan tras el tiroteo. Foto: Newsweek

Más

“Corrimos a la escuela secundaria, y no nos dejaron pasar”, recordó la madre.

Cuando no vio a su hija en ninguno de los autobuses que se utilizaron para transportar a los estudiantes supervivientes a una escuela cercana, Secret Holt supo que algo andaba muy mal.

“Esperamos y esperamos que se bajara de los autobuses y no pasó nunca”, dijo Secret Holt. “El director de North Marshall vino a buscarme y nos llevó afuera, nos subimos a una patrulla de policía y nos llevaron al departamento de bomberos y nos dijeron lo que había sucedido”.

Ahora sólo le queda el recuerdo de una niña dulce a la que le encantaba ayudar a los demás.

“A pesar de que tenía 15 años, ya había decidido que su carrera iba a ser una enfermera de obstetricia y ginecología”, dijo Secret Holt. “Ayudaba a los demás … era tan amable y la niña más increíble que alguien podría pedir. Su sonrisa podría iluminar la habitación”.

“Sé que ella hubiera sido la amiga del atacante en un abrir y cerrar de ojos si hubiera sabido que necesitaba alguien con quien hablar” -aseguró la madre-.” Extrañaré su sonrisa. Su hermosa sonrisa. Ella era tan hermosa, inteligente y perfecta, y una persona tan amorosa y de gran corazón”.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more