El representante de la oposición venezolana Julio Borges, habla durante una conferencia de prensa, el miércoles 31 de enero de 2018, en Santo Domingo (República Dominicana). EFE

Más

Caracas, 1 feb (EFE).- El gobierno de Venezuela propuso celebrar elecciones presidenciales en el país el próximo 8 de abril, lo que la oposición rechazó, según declaraciones de uno de los asesores de la oposición venezolana en los diálogos con el Gobierno, Jorge Roig.

"El Gobierno está empeñado en que eso (las elecciones) fuera el 8 de abril, y el 8 de abril no hay ningún tipo de posibilidades de tener las garantías, una cosa va con la otra", sostuvo Roig en una entrevista en la emisora privada Onda.

Garantías para unas elecciones "justas" y "transparentes", junto con cambios en el Consejo Nacional Electoral (CNE) del que desconfían, es una de las peticiones opositoras en las negociaciones en la República Dominicana.

La Asamblea Nacional Constituyente, órgano plenipotenciario compuesto por oficialistas y no reconocido por la oposición por considerar su proceso de elección e instalación como fraudulento, aprobó recientemente un decreto en el que se ordena que las presidenciales se realicen antes de mayo.

Roig, también expresidente de la patronal Fedecámaras, reiteró que el tema electoral está siendo uno de los principales escollos para un acuerdo definitivo, punto en el que afirmó que el Gobierno cedió en algunos puntos, avances que consideró "leves".

"Hay que reconocer que se dieron algunas cesiones por parte del Gobierno muy leves, porque que tú me digas que vamos a tener las garantías que teníamos en el 2015, que va a haber otra vez la tinta indeleble (…) eso ya está en la Constitución", sostuvo.

"Lo fundamental, repito, es: (…) no me has dado garantías que son fundamentales para que este proceso sea transparente", aseveró.

Indicó que "a su juicio" hay posiciones dentro de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) "para que se acepte una fecha aunque sea posterior y sean unas garantías, por las que podría haber suficientes posibilidades para participar".

Comentó de nuevo que, en contra de lo que afirmó ayer el presidente, Nicolás Maduro, no se firmó ningún preacuerdo tras la última ronda de diálogos sino una "minuta" que quedó en poder del presidente dominicano, Danilo Medina, "para que no se hiciera un uso equivocado" de la misma.

"Evidentemente se había avanzado en algunas cosas medulares y se hizo una lista (…) que se firmó, pero en ningún caso eso constituye ningún preacuerdo de ningún tipo", defendió.

El asesor calificó los encuentros de los dos equipos como "fuertes" y "tensos" y pidió a los venezolanos confiar en el proceso a pesar de las dificultades y la tardanza en que este dé resultados.

"Yo confío en el proceso, no confío en los resultados. Soy tan escéptico como puede estar cualquiera, porque discutir con este Gobierno no es como discutir con un Gobierno que tiene un talante democrático", reconoció.

Sin embargo, criticó la estrategia de la MUD, que calificó de "torpe", a la hora de dar a conocer los resultados de las negociaciones.

En los diálogos en Santo Domingo, que se reanudarán el próximo lunes, la oposición pide, además del tema electoral, la restitución de todos los poderes del Parlamento, de mayoría opositora, la liberación de todos los que califica como "presos políticos" y que se abra un canal humanitario para la entrada de alimentos y medicinas.

Por el oficialismo, que se suspendan las sanciones económicas internacionales contra el Ejecutivo y que se reconozca a la ANC.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more