Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu attends the weekly cabinet meeting at the Prime Minister's office in Jerusalem. EFE

Más

Jerusalén, 11 feb (EFE).- El Fiscal General israelí, Avujai Mandelblit, pidió a la Policía que posponga emitir su recomendación sobre la investigación del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en dos casos de corrupción, mientras esté pendiente un fallo del Tribunal Supremo al respecto, informó hoy el diario Jerusalem Post.

Se esperaba que la próxima semana la Policía hiciese su recomendación, que según diversos medios sería de imputar al jefe del gobierno.

El abogado Yosi Fuchs, de la organización "Forum Legal para Israel", próxima a la derecha israelí, presentó el miércoles una petición al Supremo para impedir a la Policía hacer cualquier recomendación sobre Netanyahu a la Fiscalía y cancelar así la práctica policial de dar su parecer sobre la imputación de sospechosos.

La suspensión de la recomendación policial puede ser de apenas unos días si el Tribunal Supremo decide que estas sigan siendo divulgadas, como lo eran hasta ahora, explicó un portavoz del Ministerio de Justicia.

Netanyahu está siendo investigado en dos casos, conocidos como Caso 1000 y Caso 2000.

En el primero, el mandatario israelí es sospechoso de aceptar regalos para él y su familia, como puros y champán por miles de euros del productor de cine de Hollywood israelí Arnon Miljan, a cambio de favores.

El Caso 2000 investiga un supuesto pacto entre Netanyahu y el editor del diario Yediot Aharonot, Arnon Mozes, por el que el primer ministro habría tratado de conseguir una cobertura favorable a cambio de debilitar al rival del diario de Mozes, Israel Hayom.

Netanyahu niega cualquier implicación en ambos casos, aunque reconoció la recepción de regalos, que asegura que se enmarca en un intercambio de obsequios propio entre amigos, y afirma reiteradamente que: "No encontrarán nada, porque no hay nada".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more