Miembros de la guardia de honor rusa transportan el féretro del piloto ruso Román Filipov, cuyo jet fue abatido por rebeldes sirios, la semana pasada. EFE

Más

Beirut, 14 feb (EFE).- Varios empleados de empresas de seguridad rusas fallecieron junto a milicianos tribales sirios, aliados del Gobierno de Damasco, por una explosión accidental ocurrida la pasada semana en un almacén de armas en el noreste de Siria, confirmó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La fuente destacó que al menos 23 trabajadores de compañías de seguridad rusas y combatientes de la Brigada al Baqr, integrada por milicianos tribales, perdieron la vida el pasado día 9 por un estallido en un depósito de las fuerzas de protección de Rusia en Tabia Yazira, en la provincia nororiental siria de Deir al Zur.

Según la ONG, la explosión se produjo cuando los guerrilleros de la Brigada al Baqr estaban sacando armas del almacén, lo que produjo la detonación de los explosivos que había en su interior.

La presencia de los empleados de seguridad se debe a que tenían intención de avanzar junto a las fuerzas gubernamentales sirias hacia los yacimientos de petróleo y gas situados al este del río Éufrates a su paso por Deir al Zur, dijo el Observatorio.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, admitió hoy que en Siria puede haber rusos que no son miembros de la Fuerzas Armadas de Rusia, al comentar las informaciones aparecidas en los últimos días sobre la muerte de nacionales del país en un ataque de la coalición liderada por EE.UU. contra fuerzas progubernamentales sirias.

"En el Kremlin no tenemos información detallada que permita sacar conclusiones. No se puede descartar que en el territorio de Siria puedan encontrarse ciudadanos de la Federación de Rusia. Ellos no tienen relación con las Fuerzas Armadas de Rusia", destacó Peskov a un grupo de periodistas.

Hace dos días, medios de comunicación de Rusia informaron de que al menos cinco rusos que no pertenecían al contingente militar que su país mantiene en Siria habían muerto en el ataque de la coalición en Deir al Zur.

Sin embargo, el Observatorio solo habló de bajas rusas por la explosión en el almacén.

En cuanto al bombardeo de la coalición internacional del pasado día 8 contra posiciones de las fuerzas gubernamentales sirias, esa fuente recordó que 45 efectivos sirios leales al presidente Bachar al Asad, entre ellos milicianos de la Brigada al Baqr, perdieron la vida en ese ataque.

El Observatorio indicó que la coalición tuvo como blanco las áreas de Marat, Jasham y Salhia.

La ONG agregó que, junto a los fallecidos por el estallido en el almacén y los bombardeos de la coalición, hay al menos 150 heridos entre combatientes sirios y trabajadores de seguridad rusos.

Esta fuente aseguró que entre las bajas no hay ningún soldado de Rusia.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more