Miembros de la fuerza de seguridad de Hamás vigilan la zona, durante una protesta al este del campo de refugiados de Jabaliya, cerca de la frontera entre Israel y Palestina. EFE/Archivo

Más

Jerusalén, 24 mar (EFE).- El movimiento islamista palestino Hamás, se sumó hoy al rechazo expresado ayer por el Gobierno palestino a la cláusula del presupuesto de EEUU, que condiciona parte de los fondos destinados a la ANP a que esta deje de pagar salarios a las familias de presos.

Washington justifica la nueva cláusula introducida en el proyecto de presupuestos con el argumento de que el pago a las familias de los presos palestinos supone una forma de "financiación del terrorismo".

En un comunicado, Hamás calificó la medida de "bárbara y sádica", mientras que el portavoz del gobierno palestino, Yusef Al Mahmud, dijo que "el Congreso de EE.UU. debería hacer un llamamiento para que se ponga fin a la ocupación israelí y para evitar que Israel viole los derechos del pueblo palestino en lugar de cancelar la financiación de las instituciones palestinas".

El proyecto presupuestario de EE.UU., de 1,3 billones de dólares para el año fiscal 2018, incluye la ley conocida como Taylor Force, en nombre del turista estadounidense que murió en 2016 apuñalado por un palestino en Tel Aviv, en un ataque que dejó una decena de heridos.

La norma incluye restricciones y contempla reducciones de financiación para asuntos civiles si no suspende el pago de salarios a presos palestinos en cárceles israelíes, aunque no afectaría a lo relativo a cooperación y seguridad.

El artículo 22 de la Ley Básica palestina estipula garantizar "el cuidado de las familias de los mártires y detenidos, y el cuidado de los heridos y afectados, así como su salud y la asistencia social y educativa", por lo que el Gobierno entrega una asignación mensual al considerarlos "prisioneros políticos".

Sin embargo, parte de los presos cumplen condena por cometer ataques contra intereses y ciudadanos de Israel, que considera tales actos como "terroristas".

Actualmente el Parlamento israelí (Knéset) debate un proyecto de ley para deducir la parte proporcional de estos pagos de los impuestos que Israel recauda en nombre de la ANP.

Desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU, Washington ha presionado al presidente palestino, Mahmud Abás, para eliminar estas asignaciones, que suspendió temporalmente el año pasado tras el encuentro que mantuvieron ambos.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more