Personas caminan entre edificios en llamas después de presuntos ataques aéreos con fósforo blanco , en Duma (Siria), el pasado viernes. EFE

Más

Beirut, 26 mar (EFE).- Una nueva tanda de combatientes islamistas y de civiles se prepara hoy para abandonar Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco, en aplicación del acuerdo alcanzado el viernes pasado con las autoridades sirias.

Según la televisión oficial siria, hay 41 autobuses listos para evacuar a 2.701 personas, entre ellas 590 milicianos, de las zonas de Yobar, Ain Tarma, Zamalka y Arbín en dirección a la provincia septentrional siria de Idleb.

La agencia de noticias estatal siria, SANA, señaló que en los últimos dos días al menos 6.416 personas, entre civiles y combatientes, han salido de esas áreas para dirigirse a Idleb, controlada casi totalmente por la exfilial siria de Al Qaeda y otras facciones.

El viernes, la televisión estatal siria anunció que las autoridades habían alcanzado un pacto con los "grupos terroristas" de Yobar, Ain Tarma, Zamalka y Arbín para la evacuación de los milicianos y sus familiares, que en la práctica supone un acuerdo de rendición.

De acuerdo con esa fuente, el pacto afectaba al grupo Legión de la Misericordia y el Frente al Nusra, antigua denominación de la rama siria de Al Qaeda.

Los medios de comunicación estatales agregaron, citando a fuentes locales, que los grupos armados que operan en la ciudad de Duma, la mayor de Guta Oriental y dominada por la organización islamista Ejército del Islam, aceptaron hoy abandonar las armas y retirarse de la ciudad.

Sin embargo, el portavoz del Ejército del Islam, Hamza Birqadar, negó en Telegram que se haya alcanzado ningún acuerdo con Rusia, aliada del Gobierno de Damasco y con quien están negociando, y aseguró que las conversaciones continúan.

El pasado 25 de febrero, el ejército sirio inició una ofensiva terrestre en Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco, que fue precedida la semana anterior de la intensificación de los bombardeos de la aviación siria y la rusa, y de los disparos de la artillería gubernamental.

Semanas después del comienzo de la operación, las fuerzas armadas lograron dividir la región en tres zonas: Duma, dominada por el Ejército del Islam; Harasta, en poder del Movimiento Islámico de los Libres de Sham; y una área en el sur que engloba Ain Tarma, Zamalka, Yobar y Arbín, entre otras, en manos de la Legión de la Misericordia y la exfilial siria de Al Qaeda.

Los también llamados Libres de Sham y la Legión de la Misericordia, que colabora con la antigua rama de Al Qaeda, aceptaron la semana pasada la salida de sus combatientes y de los civiles que lo desearan de Guta Oriental, mientras que el Ejército del Islam es el único grupo que por el momento no ha aceptado ningún acuerdo de evacuación de sus combatientes.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more