Palestinos gritan durante enfrentamientos con tropas israelíes en la frontera entre Gaza e Israel en una protesta para exigir el derecho a retorno a su hogar ancestral, en el sur de la Franja de Gaza
Palestinos gritan durante enfrentamientos con tropas israelíes en la frontera entre Gaza e Israel en una protesta para exigir el derecho a retorno a su hogar ancestral, en el sur de la Franja de Gaza, el 31 de marzo de 2018. REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa

Más

GAZA (Reuters) – Tropas israelíes realizaron el sábado disparos de advertencia contra jóvenes palestinos reunidos en la frontera entre Gaza e Israel, e hirieron a 13 de ellos, dijeron funcionarios de salud.

La tensión se mantenía alta en la zona un día después de que se desataron hechos de violencia con resultado de muerte en una de las mayores manifestaciones palestinas en años.

Un portavoz militar israelí dijo que estaba revisando los detalles de los disturbios del sábado.

El viernes, al menos 15 palestinos fueron asesinados por fuerzas de seguridad israelíes que se enfrentaban a los manifestantes, algunos de los cuales, según los militares, abrieron fuego, arrojaron neumáticos en llamas, lanzaron piedras y dispararon bombas contra las tropas al otro lado de la frontera.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, declaró el sábado un día nacional de luto y se convocó a una huelga general en la Cisjordania ocupada. Miles marcharon por las calles de Gaza en los funerales de los fallecidos.

Decenas de miles de palestinos se habían reunido el viernes a lo largo de la frontera vallada de 65 kilómetros, donde se erigieron tiendas de campaña para una protesta planeada de seis semanas para exigir el derecho al retorno de los refugiados y sus descendientes a lo que ahora es Israel. La estimación militar israelí fue de 30.000 manifestantes.

Las familias llevaron a sus hijos a los campamentos a solo unos cientos de metros de la barrera de seguridad israelí con el enclave controlado por el grupo islamista Hamas. Pero cientos de jóvenes palestinos ignoraron las llamadas de los organizadores y del Ejército israelí para mantenerse alejados de la frontera y estalló la violencia.

La protesta, organizada por Hamas y otras facciones palestinas, está programada para culminar el 15 de mayo, el día en que los palestinos conmemoran lo que llaman la "Nakba" o "Catástrofe", cuando cientos de miles huyeron o fueron expulsados ​​de sus hogares en 1948, cuando fue creado el estado de Israel.

Israel ha descartado por largo tiempo cualquier derecho de retorno, por temor a una afluencia de árabes que aniquilaría a su mayoría judía. El Estado hebreo sostiene que los refugiados deberían reasentarse en un futuro Estado que los palestinos buscan en Gaza y en la Cisjordania ocupada. Las conversaciones de paz con ese fin han estado congeladas desde 2014.

(Reporte de Nidal al-Mughrabi y Maayan Lubell. Editado en español por Patricio Abusleme)

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more