La contaminación con explosivos es especialmente grave en el noreste de Siria, especialmente Al Raqa (antigua capital del califato del EI), así como en Deir al Zur y Hassakeh, alertó hoy la organización Médicos Sin Fronteras (MSF). EFE/Archivo

Más

Washington, 4 abr (EFE).- Estados Unidos ha declarado en Siria 15,5 millones de metros cuadrados libres de minas, aunque avisa de que la situación en territorio sirio es "la peor" de las últimas dos décadas, dijo hoy Jerry Guilbert, encargado de los programas de desminado en el Departamento de Estado.

"La contaminación (por minas) en Siria es la peor del mundo, la peor que hemos visto en nuestro programa en las últimas dos décadas", dijo Guilbert en una llamada con la prensa con motivo del Día Internacional para la Sensibilización y Asistencia a la Acción contra las Minas.

Guilbert explicó que Estados Unidos ha declarado en Siria 15,5 millones de metros cuadrados libres de minas, pero admitió que su Gobierno no ha realizado aún un estudio detallado y, por tanto, se desconoce la cantidad de dispositivos explosivos que existen en territorio sirio.

"No hemos hecho un estudio porque se necesita tiempo y, de momento, nuestro objetivo es ofrecer servicios vitales como agua, educación y transporte", dijo Guilbert.

El problema se ha agravado los últimos meses, en particular porque los yihadistas del Estado Islámico (EI) colocaron minas y otros explosivos durante sus combates contra las fuerzas gubernamentales y en su huida.

La contaminación con explosivos es especialmente grave en el nordeste de Siria, especialmente Al Raqa (antigua capital del denominado califato del EI), así como en Deir al Zur y Hassakeh, según alertó hoy la organización Médicos Sin Fronteras (MSF).

Más de ocho millones de personas en Siria, entre ellos tres millones de niños, están expuestas a la detonación de explosivos abandonados que conservan su potencia destructiva, alertaron hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la infancia (Unicef).

Desde 1993, Estados Unidos ha empleado 2.900 millones de dólares en la eliminación de armas ligeras, municiones, minas terrestres y restos de explosivos en más de cien países.

Estados Unidos, sin embargo, no forma parte del Tratado de Ottawa, que entró en vigor el 1 de marzo de 1999 y que ha sido firmado por 164 países.

Ese tratado prohíbe el empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more