La justicia alemana descarta extraditar a Puigdemont por rebelión
En la imagen, una cámara graba el exterior de la prisión de Neumünster, Alemania, 26 de marzo de 2018, donde el expresidente catalán Carles Puigdemont se encontraba detenido. REUTERS/Fabian Bimmer

Más

BERLÍN (Reuters) – Un tribunal alemán descartó el jueves la petición española de extraditar al expresidente catalán Carles Puigdemont por la acusación de rebelión y lo dejó en libertad bajo fianza hasta decidir si atiende la solicitud de entrega a la justicia española por un delito de menor entidad.

El Tribunal Superior Regional de Schleswig-Holstein señaló que sí hay base jurídica para extraditar al político independentista por un presunto delito de corrupción (como malversación de fondos), pero considera que, al tratarse de un delito mucho menos grave que el de rebelión, hay menos riesgo de fuga.

"Existe un riesgo de fuga. Pero dado que la extradición por la acusación de rebelión es inadmisible, el riesgo de fuga ha disminuido sustancialmente", dijo el tribunal, que impuso una fianza de 75.000 euros y la obligación se presentarse en dependencias policiales una vez a la semana.

Una portavoz del tribunal regional recordó que si Puigdemont solo es extraditado por corrupción, no podrá ser juzgado por rebelión en España.

Pese a que el órgano judicial alemán consideró que no hay motivos para pensar que Puigdemont se enfrente al riesgo de persecución en España, como argumentaba la defensa del político catalán, la decisión supone un revés internacional para el Ejecutivo español, que ha recurrido al frente judicial como uno de los principales campos de batalla para frenar las ambiciones independentistas en Cataluña.

El Gobierno de Mariano Rajoy emitió un comunicado en el que, pese a señalar que desconoce los "términos exactos" de la decisión del tribunal, dijo que "nunca opina sobre decisiones judiciales (y) las respeta siempre".

Por contra, las formaciones separatistas catalanas celebraron la decisión alemana y acusaron a la justicia española de estar politizada.

"Es una muy buena noticia para la democracia y un nuevo revés a la justicia española, (que) está a las órdenes de un gobierno autoritario que no respeta la separación de poderes", dijo Marta Vilalta, de ERC, una formación que fue socio del gobierno de Puigdemont que organizó una consulta soberanista prohibida por el Tribunal Constitucional y realizó una declaración unilateral de independencia en octubre de 2017.

DESATIENDE PETICIONES DE LA FISCALÍA ALEMANA

El 'expresident', acusado de rebelión y malversación de fondos públicos en España, ha estado en un centro de detención de Neumünster, en el norte de Alemania, tras ser arrestado el 25 de marzo después de cruzar la frontera desde Dinamarca.

De esta forma, el tribunal regional desatendió una de las peticiones de la fiscalía del estado de Schleswig-Holstein, que había considerado admisible la petición de extradición española en el delito más grave. La fiscalía argumentaba que el delito de rebelión era admisible ya que la acusación de rebelión incluye llevar a cabo un referéndum anticonstitucional que podía ocasionar enfrentamientos violentos, algo que, según alegó, era equiparable a la "alta traición" del código alemán.

En la legislación española, el delito de rebelión contempla penas de hasta 30 años de cárcel contra aquellos que se alcen de forma violenta y pública para, entre otros supuestos, "derogar, suspender o modificar" la Constitución o "declarar la independencia de una parte del territorio nacional".

El tribunal también descartó la solicitud de la fiscalía de mantener a Puigdemont en prisión durante el procedimiento por el supuesto riesgo de fuga.

Puigdemont, de 55 años, se autoexilió en Bélgica hace cinco meses después de que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, lo destituyera e interviniera las instituciones catalanas a raíz de una declaración unilateral de independencia.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more