Viktor Orbán se dirige a sus seguidores tras su victoria.
Viktor Orbán se dirige a sus seguidores tras su victoria.

Más

La rotunda victoria del ultranacionalista Viktor Orbán en las elecciones legislativas en Hungría, en las que la extrema derecha ha sido la segunda fuerza, complica las relaciones dentro de una Unión Europea (UE) en vías de refundación, en particular en relación con la gestión de los flujos migratorios.

"Haber gestionado la crisis de refugiados no es lo mismo que encontrar el conjunto de medidas (…) que nos permita hacer frente a las dificultades migratorias sobre una base permanente", ha declarado este lubes el portavoz jefe de la Comisión Europea (CE), Margaritis Schinas, al ser preguntado por el impacto de los comicios húngaros en las políticas migratorias de la UE.

El portavoz del Ejecutivo comunitario señaló que la Unión Europea necesita "un acuerdo rápido, preferiblemente en torno al Consejo Europeo de junio" y, en cualquier caso, antes de las elecciones al Parlamento Europeo de 2019, y ha adelantado que el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, escribirá hoy a Orbán y le telefoneará mañana.

Orbán, que en 2015 construyó una valla en la frontera húngara para impedir la entrada de demandantes de asilo, ha construido su nuevo éxito electoral alrededor de un discurso alarmista contra la inmigración.

Tras cosechar el 48,9 % del voto, con el 98 % escrutado, y más de 4 puntos porcentuales por encima de su resultado en los comicios de 2014, Orbán ha advertido a la Unión Europea de que "las cosas no pueden seguir así".

El éxito del líder húngaro engrosa, además, el peso del llamado grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia), un bloque de países excomunistas que representa a más de 60 millones de ciudadanos europeos y que mantiene posturas más nacionalistas que el eje franco-alemán, que busca dar un nuevo impulso integrador a la UE tras el Brexit.

APLAUSO DE LOS EURÓFOBOS

El discurso populista y xenófobo de Orbán ha recabado el aplauso de los principales líderes eurófobos europeos, como el…

Sigue leyendo en El HuffPost

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more