El pasado 2 de abril se inició el proceso de evaluación del anterior alto el fuego de 101 días de duración entre el 1 de octubre y el 9 enero pasado, por parte de la Conferencia Episcopal de Colombia y una misión de las Naciones Unidas. EFE/Archivo

Más

Quito, 20 abr (EFE).- Las delegaciones de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) y del Gobierno de Colombia anunciaron hoy una pausa en el quinto ciclo de conversaciones hasta que se decida la nueva sede del diálogo, después de que Ecuador anunciara que deja de ser garante y de albergar esas conversaciones.

"Las delegaciones del Gobierno Nacional y del ELN anunciaron que habrá una pausa en el quinto ciclo de diálogos que inició el pasado 15 de marzo en Quito, Ecuador, mientras se define cuál será el próximo país anfitrión del proceso", reza un comunicado remitido por ambas legaciones negociadoras.

Poco antes, los representantes de las dos partes dijeron que analizaban de manera conjunta las opciones para una nueva sede de conversaciones de paz.

"Estamos examinando conjuntamente las opciones de nueva sede para continuar el quinto ciclo. Tenemos el propósito de reanudar los diálogos lo más pronto posible", señala el comunicado.

El texto comienza con un agradecimiento al Gobierno y al pueblo ecuatorianos "su contribución como garante y anfitrión del proceso de paz y la generosidad con la que acogieron la Mesa de Diálogos".

Extienden ese reconocimiento a la Pontificia Universidad Católica de Ecuador y a la Comunidad Jesuita, que también auspiciaron las conversaciones.

El comunicado precisa que la Mesa de Diálogos "continúa avanzando en la búsqueda de resultados, entre ellos el diseño de la participación de la sociedad y de un nuevo cese al fuego que impulse el desarrollo de la agenda y contribuya a la paz de Colombia y el bienestar de la región".

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reveló hoy que ha recibido la oferta de albergar las conversaciones a partir de ahora por parte de Chile, Brasil, Cuba y Noruega, los tres últimos países garantes del proceso de paz con esa guerrilla.

El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció de manera sorpresiva esta semana que su país dejaba de ser garante del proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN hasta que la guerrilla cese sus "actividades terroristas".

Desde que se iniciaron las conversaciones entre el Ejecutivo de Santos y la guerrilla en febrero de 2017 se han completado cuatro rondas de contactos y actualmente se desarrollaba la quinta, con el objeto de lograr un nuevo cese de hostilidades.

El pasado 2 de abril se inició el proceso de evaluación del anterior alto el fuego de 101 días de duración entre el 1 de octubre y el 9 enero pasado, por parte de la Conferencia Episcopal de Colombia y una misión de las Naciones Unidas.

"Actualmente las delegaciones trabajan en el diseño de la participación de la sociedad y la construcción de un nuevo cese al fuego", concluye el último comunicado de las partes en conflicto.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more