Lo vimos por primera vez en la última edición de IFA, pero, al margen de aquella primera toma de contacto, Philips acaba de presentar en un evento europeo que se está celebrando en Málaga el monitor con el que pretende seducir a los jugadores de consola. Y es que, como vamos a ver a lo largo de este artículo, su nuevo 436M6VBPAB, que es la denominación comercial de este monitor, aglutina muchas de las características que los jugones buscamos en una pantalla para gaming.

Un pequeño adelanto: recurre a un panel MVA de 43 pulgadas con resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos); es capaz de generar un brillo máximo de 1.000 cd/m2, lo que lo hace compatible con la norma HDR 1000; tiene un tiempo de respuesta de 4 ms; incorpora la tecnología de puntos cuánticos y cubre casi el 98% del espacio de color DCI-P3. Como veis, sobre el papel pinta bien. Veamos con detalle cuáles son sus bazas para convencer a los jugones.

Philips 436M6VBPAB: especificaciones técnicas

No hay ninguna razón por la que este monitor no sea interesante para jugar con un PC, pero, como podéis ver en la tabla que tenéis debajo de estas líneas, sus características lo posicionan como una opción muy atractiva para convivir con una consola de última generación, especialmente con Xbox One X y PS4 Pro. Los mismos responsables de Philips han dado a entender «entre líneas» durante la presentación que han diseñado este monitor con estas consolas en mente. De hecho, en todas las demostraciones lo han conectado a una Xbox One X, que, como sabéis, actualmente es la consola más capaz a la hora de mover gráficos con resolución 4K UHD.

Las características que delatan su vocación de aliado de las consolas de última generación son, por un lado, su panel de 43 pulgadas, y también su refresco nativo de 60 Hz. Pero, por supuesto, no hay ninguna razón por la que quien tenga un PC y esté buscando un monitor de gran formato con resolución 4K UHD tenga que descartarlo. Eso sí, deberá conformarse con jugar a cadencias medias en la órbita de los 60 Hz. Quien aspire a conseguir a esa resolución tasas de imágenes superiores a esos 60 Hz deberá optar por un monitor 4K UHD con refresco nativo de 120 o 144 Hz (a lo largo de este año esperamos que lleguen unos cuantos modelos con estas características al mercado).

Modelo

Philips 436M6VBPAB

Tamaño

43 pulgadas

Tipo de panel

LCD MVA

Resolución

4K UHD (3.840 x 2.160 puntos) a 60 Hz

Cobertura de color (mínima)

100% BT.709 y 97,6% DCI-P3

HDR

HDR 1000

Brillo

1.000 cd/m2

Tiempo de respuesta

4 ms

Contraste dinámico

50.000.000:1

Profundidad de color

Panel de 8 bits + FRC

MultiView

2 sistemas

Conectividad

DisplayPort 1.2, mini-DisplayPort, HDMI 2.0, USB-C, USB 3.0, entrada de sonido jack y salida para auriculares

Altavoces

2 x 7 vatios con sonido DTS

Otras tecnologías

Sincronización adaptativa, baja latencia de entrada, Ambiglow, baja emisión de luz azul, tecnología de puntos cuánticos, MultiView y eliminación del parpadeo

Su gran baza: aúna lo mejor de un televisor y un monitor para convencer a los jugones

Uno de los argumentos más contundentes con los que cuenta este monitor para llamar la atención de los aficionados al gaming en su calidad de imagen. Por supuesto, no damos nada por definitivo mientras no tengamos la oportunidad de probarlo a fondo en nuestro laboratorio, pero lo cierto es que en la primera toma de contacto que hemos tenido con él durante la presentación nos ha dejado muy buen sabor de boca, especialmente por su elevada calidad de imagen. Esto nos recuerda, curiosamente, lo bien que puede verse un panel MVA si está realmente bien diseñado. De hecho, el de este monitor rivaliza por su calidad de imagen global con un buen panel de tipo IPS, que, sobre el papel, debería ofrecernos una calidad más alta que una solución MVA.

Esta cualidad es en gran medida el resultado de la aplicación por parte de Philips de la tecnología de puntos cuánticos que esta compañía utiliza en sus televisores. Gracias a ella los ingenieros de la marca han conseguido que este panel sea capaz de reproducir el 97,6% del espacio de color DCI-P3, lo que no está pero que nada mal.

Philips4kmarco

La otra gran aportación de este monitor, y una de las razones por las que puede que convenza a algunos jugones, es su brillo, que, como os he adelantado en los primeros párrafos del artículo, alcanza las 1.000 cd/m2, lo que lo hace compatible con la norma HDR 1000. Eso sí, su brillo «típico» es un poco más bajo, rozando las 720 cd/m2. Y, por supuesto, como cabe esperar de un buen monitor para juegos, tiene un tiempo de respuesta razonablemente bajo (4 ms) y una latencia de entrada mínima, según Philips. Desafortunadamente, la marca no ha hecho públicos los números exactos de este último parámetro, pero es razonable pensar que realmente la latencia de entrada es baja porque este monitor no lleva a cabo el procesado de las imágenes que provoca la alta latencia de entrada de los televisores.

Philips4kdetalle1

Otra característica interesante de este monitor en la que merece la pena que nos detengamos un momento es Ambiglow, una tecnología derivada de Ambilight que permite al monitor proyectar desde su panel posterior un halo de luz que se adapta al color de las imágenes restituidas por el panel, y que consigue incrementar sensiblemente la capacidad de inmersión que nos ofrece esta pantalla.

Conectividad y prestaciones avanzadas

En lo que concierne a la conectividad, como podéis ver en la tabla, este monitor cumple. Tiene una entrada HDMI 2.0, otra de tipo DisplayPort 1.2, una más mini-DisplayPort 1.2, un puerto USB de tipo C, dos enlaces adicionales USB 3.0, una entrada de sonido para PC y la pertinente salida de auriculares.

Philips4kdiseno

Otra tecnología a priori atractiva con la que cuenta este monitor es la sincronización adaptativa, que consigue reducir notablemente el tearing (artefacto que provoca la aparición de unas molestas líneas cuando el vídeo de entrada no está sincronizado con la frecuencia de actualización del panel) y el stuttering (un defecto que aparece cuando la tarjeta gráfica renderiza menos imágenes por segundo que las que es capaz de mostrar el monitor gracias a su refresco nativo). También tiene un modo que reduce la emisión de luz azul, y que, por tanto, puede ayudarnos a reducir la fatiga ocular.

Philips4kpie

Philips 436M6VBPAB: precio y disponibilidad

Los responsables de Philips nos han confirmado que comenzarán a distribuir este monitor a finales del próximo mes de mayo con un precio recomendado de 799 euros. En principio, parece un coste razonable que nos deja con ganas de probarlo a fondo para comprobar si realmente merece que lo tengamos en cuenta para jugar a 4K UHD. Esperamos poder hacerlo pronto, y, cómo no, cuando llegue el momento os explicaremos pormenorizadamente qué nos parece. Prometido.

Philips4kdetalle2

Más información | Philips
En Xataka | El panel no lo es todo: así es el procesado con el que LG, Philips y Sony quieren convencernos de que sus TVs OLED son los mejores

También te recomendamos

Sharp presenta la primera televisión 8K de Europa: tan asombrosa en sus 70 pulgadas como en su precio

Así es como podemos aguantar hasta el final en PUBG y cenar pollo

Los formatos físicos reciben un nuevo varapalo: la caída de OPPO Digital apuntala el declive del CD, el DVD y el Blu-ray Disc


La noticia Philips 436M6VBPAB: así es el monitor 4K UHD con puntos cuánticos, HDR1000 y Ambiglow que aspira a conquistar Xbox One X y PS4 Pro fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos López .

Read more