Un palestino lanza una piedra a las tropas israelíes, durante los enfrentamientos registrados en la ciudad cisjordana de Hebrón, hoy 27 de abril del 2018. EFE

Más

Gaza, 27 abr (EFE).- Tres palestinos murieron hoy y 178 quedaron heridos por munición real del Ejército de Israel en la Gran Marcha del Retorno en la Franja de Gaza, que se desarrolla por quinto viernes consecutivo junto a la frontera israelí, según fuentes médicas.

Uno de los fallecidos, identificado como Abdul Salam Baker, de 29 años, murió de un disparo en la cabeza en Jan Younis, informó el portavoz del Ministerio de Salud palestino, Ashraf al Qedra.

En total, 456 palestinos fueron hospitalizados, al menos 178 por munición real y 19 por balas de acero recubiertas de caucho.

Los disturbios en la frontera comenzaron tras el rezo del mediodía, cuando aumenta el número de palestinos que acuden a los cinco puntos de protesta repartidos a lo largo de la valla divisoria con Israel.

El portavoz del Ejército de Israel, Jonathan Conricus, dijo en una rueda de prensa telefónica al término de la jornada que hoy se habían "registrado serios e irregulares" ataques contra la valla de seguridad instigados por líderes del movimiento islamista Hamás sobre el terreno.

Conricus, que cifró la participación en entre 12.000 y 14.000 palestinos, aseguró entre "200 y 400 alborotadores atacaron deliberadamente la valla con cócteles molotov y piedras" y la quemaron, acto que calificó como el ataque más importante de la jornada y alertó que no se tolerará que Hamás utilice a civiles y menores para infiltrarse.

El comité organizador de la Gran Marcha del Retorno denominó la convocatoria de hoy como "Juventud rebelde", por el alto de número de participantes jóvenes.

El dirigente islamista en Gaza, Yahya Sinwar, se unió al campamento de Al Bureij, en Gaza central: "Estamos aferrados y apegados al derecho de retorno y trataremos de hacerlo realidad por todos los medios. Seguimos adelante hasta conseguir los objetivos de nuestra gente y desafiar el asedio", dijo.

Desde que comenzaran estas movilizaciones el 30 de marzo, que se mantendrán hasta el 15 de mayo para reclamar el derecho al retorno de los refugiados y el fin del bloqueo de la Franja, han muerto 43 palestinos, la mayoría en las protestas de los viernes, además de en incidentes violentos en la frontera.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos instó hoy a Israel a asegurar la rendición de cuentas de los responsables de los fallecidos y de los más de 5.500 heridos.

Por su parte, Amnistía Internacional pidió hoy el embargo de armas a Israel al considerar que está "matando y mutilando a manifestantes que no suponen una amenaza inminente" y aseguró que se están utilizando "armas militares de alta velocidad diseñadas para causar el máximo daño".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados