• Simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro participan en una manifestación con motivo del Día Internacional del Trabajador hoy, martes 1 de mayo de 2018, en Caracas (Venezuela). EFE

1 / 2Simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro participan en una manifestación con motivo del Día Internacional del Trabajador hoy, martes 1 de mayo de 2018, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

Caracas, 1 may (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó hoy a los trabajadores de su país a respaldar su reelección el próximo 20 de mayo para luchar contra la "oligarquía" a la que culpa de la severa crisis económica nacional, mientras la oposición se movilizó para estimular la protesta de calle.

Ante miles de simpatizantes que marcharon por el centro de Caracas para "defender las conquistas" laborales en el Día Internacional del Trabajador, Maduro pidió 10 millones de votos como una "primera muestra de apoyo" del pueblo para enfrentar los problemas financieros del país.

"La oligarquía ha declarado una guerra total contra el pueblo para que ustedes se desesperen. Yo les pido firmeza, entereza, combate en las calles y paciencia, porque nos vamos a vengar de las mafias y la oligarquía con el voto del pueblo el domingo 20 de mayo, les pido el voto para hacer justicia", declaró.

El gobernante dijo que solo faltan 19 días "para hacer justicia con el voto" y prometió que derrotará a los "mafiosos" si logra el respaldo de 10 millones de venezolanos en las urnas, una cantidad de votos que no logró obtener nunca su popular antecesor y mentor, el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

Maduro asegura que la crisis que golpea duramente Venezuela desde hace más de cuatro años se debe a la "guerra económica" que le hacen empresarios y opositores nacionales e internacionales con la ayuda de gobiernos como los de Estados Unidos y Colombia.

A esta supuesta guerra económica el presidente atribuye la inflación desbordada, la escasez de alimentos básicos y de medicamentos, así como los fallos constantes en servicios como el suministro de agua y de electricidad.

Durante la vertiginosa campaña presidencial que arrancó hace 10 días y culminará el 17, Maduro ha prometido en reiteradas ocasiones que traerá la prosperidad al país petrolero una vez lo reelijan en los venideros comicios, en los que no participará la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por considerarlos fraudulentos.

El líder chavista advirtió hoy que encarcelará a quienes estén detrás de "las mafias económicas" sin dejar de pedir el voto a sus adeptos, a los que emplazó a movilizar "la gente en los barrios" el día de la contienda electoral.

Por otra parte, el antichavismo movilizó cientos de personas en Caracas y varias ciudades del interior para denunciar los problemas que sufren los trabajadores venezolanos en medio de la crisis económica, y para reiterar su rechazo a las votaciones planteadas.

Decenas de personas acudieron a las sedes de la Cruz Roja en Caracas y Maracaibo (oeste) para pedir al organismo que tramite una ayuda humanitaria que permita el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en Venezuela desde hace años.

Posteriormente cerca de 200 personas se concentraron en el municipio caraqueño de Chacao, en una actividad que fue convocada por el opositor Frente Amplio Venezuela Libre, que lidera el llamado a la abstención frente a las presidenciales del 20 de mayo.

A esta protesta acudieron dirigentes sindicales y gremiales, así como algunos diputados contrarios al Gobierno para expresar su rechazo al aumento salarial del 95 % decretado ayer por el Ejecutivo pues, consideran, esta medida hará recrudecer la hiperinflación que registra el país petrolero desde el año pasado.

El presidente de Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), Pablo Zambrano, dijo ante periodistas que el incremento salarial "no es la solución" para que los trabajadores puedan "vivir con dignidad".

"Cuando revisamos los precios de los productos el aumento ya fue tragado por la hiperinflación, hoy yo no puedo decirle a los trabajadores de la salud, o a todos los trabajadores, que los felicito", dijo el sindicalista.

Por su parte, el disidente del chavismo Nícmer Evans criticó que Maduro se siga haciendo llamar "el primer presidente obrero" pues, consideró, "traicionó a la clase obrera" que ahora lo "aborrece".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados