• El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, habla en una conferencia de prensa hoy, jueves 03 de mayo de 2018, en Managua (Nicaragua). EFE

1 / 2Manifestantes son bloqueados por agentes antidisturbios durante una marcha este miércoles 2 de mayo de 2018, para exigir justicia para los jóvenes asesinados en las pasadas manifestaciones, en Managua (Nicaragua). EFE

Managua, 3 may (EFE).- La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, mostró hoy la "absoluta disposición" del Gobierno a acudir a la mesa de diálogo nacional "sin limitaciones" y "con el corazón abierto".

"Reiteramos nuestra absoluta disposición a participar como los obispos nos están convocando al diálogo nacional, en el momento y en las modalidades que los obispos decidan", indicó la también primera dama nicaragüense.

Según Murillo, quien consideró este momento "una nueva etapa de reconciliación", el Ejecutivo abordará "todos los problemas sin ninguna limitación y todo los temas que necesitemos conversar para encontrar soluciones en la mesa de diálogo", con el objetivo de "facilitar ese camino al diálogo, la paz y la no violencia".

"Nuestro Gobierno, en plena y absoluta disposición de acudir al llamado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua a sentarnos en la mesa de diálogo con el corazón abierto", concluyó.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, mediadora y testigo de un diálogo para solucionar la grave crisis sociopolítica en el país, abogó hoy por lograr, a través de negociaciones, "una auténtica democracia" en esta nación centroamericana.

Los obispos de Nicaragua "creemos que el objetivo de este diálogo nacional debe de ser revisar el sistema político de Nicaragua desde su raíz, para lograr una auténtica democracia", indicó el cardenal Leopoldo Brenes, al leer un comunicado.

El Episcopado reafirmó que dará un mes de plazo al Gobierno de Daniel Ortega para que cumpla los acuerdos de un eventual diálogo nacional.

"Los obispos de Nicaragua hemos creído conveniente que al mes de haber iniciado el diálogo nacional haremos un alto para valorar la voluntad, la implementación y el cumplimiento serio y real al que han llegado las partes", señaló la Iglesia católica.

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple dieciséis días, con multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente que comenzaron con protestas por unas medidas a la seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión al respecto, ante las múltiples muertes registradas.

Desde que comenzaron las protestas, los enfrentamientos violentos han dejado al menos 45 fallecidos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevan las víctimas a 63.

Nicaragua vive pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), con la Conferencia Episcopal como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados