• A Syrian policeman holds up the Syrian flag and a picture of Syrian President Bashar Assad as the army oversees the evacuation process of hundreds of gunmen and their relatives from the rebels-held areas in south Damascus, Syria. EFE
  • People talk to army soldiers near buses leaving the rebels-held areas in south Damascus, Syria. EFE

1 / 3Staffers of the Syrian Arab Red Crescent distribute aid on gunmen and their relatives as they leave the rebels-held areas in south Damascus, Syria. EFE

El Cairo, 5 may (EFE).- Unos 65 autobuses con combatientes y civiles están preparados para salir de tres pueblos al sur de Damasco e iniciar la marcha hacia el norte de Siria, en virtud de un acuerdo para ceder el control de esas poblaciones a las autoridades.

El convoy, el tercero que sale de las poblaciones de Yalda, Babila y Beit Sahem, se está reuniendo en un punto de encuentro a las puertas de estas localidades, como paso previo a su salida, según informaron el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y la agencia oficial Sana.

En los últimos dos días, cerca de 2.300 combatientes y civiles fueron evacuados abordo de 50 autobuses, según cálculos de la ONG, en cumplimiento del acuerdo con las autoridades de Damasco que, en la práctica, supone una rendición.

Los evacuados son combatientes, sus familiares y otros civiles que rechazan permanecer en esas localidades, que pasarán a estar bajo el control del Gobierno sirio.

Las autoridades sirias, con la mediación de Rusia, han conseguido recuperar el control de la mayor parte de las zonas a las afueras de Damasco donde todavía tenían presencia facciones rebeldes y grupos islamistas.

La única área que aún no ha sido evacuada es el campo de refugiados de Al Yarmuk, y los vecinos distritos de Hayar al Asuad, Al Qadam y Al Tadamun, zonas dominadas por los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y Organismo de Liberación del Levante, nombre de la antigua filial siria de Al Qaeda.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados