• Una estudiante que sostiene un cartel en contra de la violencia frente a un mural del héroe nacional Augusto C. Sandino durante una protesta de estudiantes en Managua (Nicaragua). EFE

1 / 2Estudiantes participan en una manifestación hoy, lunes 7 de mayo de 2018, en Managua (Nicaragua). EFE

Managua, 7 may (EFE).- Miles de estudiantes de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la más grande del país, exigieron hoy la expulsión de la directiva estudiantil por velar solo por los intereses del Gobierno, a quien responsabilizaron de la muerte de 45 personas durante las manifestaciones contra el presidente, Daniel Ortega, que hoy cumplen 20 días.

La exigencia se dio en medio de protestas masivas, tanto en la UNAN-Managua como en la UNAN-León, durante el retorno a las clases del primer semestre, interrumpidas en abril por la crisis que atraviesa Nicaragua.

Los estudiantes de la UNAN-Managua exigen la expulsión de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), mientras que los de la UNAN de León, ubicada a 97 kilómetros de la capital nicaragüense, reclaman contra el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN).

Tanto la UNEN como el CUUN son organizaciones abiertamente afines al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), cuyo máximo líder es Ortega.

Los alumnos "autoconvocados" a las manifestaciones de la UNAN afirmaron esta mañana que las clases no pueden volver a la normalidad con los actuales dirigentes estudiantiles, ya que prevén represalias, tanto físicas como presiones económicas, puesto que la UNEN y el CUUN están a cargo de los recursos financieros que el Gobierno brinda al alumnado.

Los manifestantes también denunciaron que los actuales dirigentes obligaron a los estudiantes internos y becados a agredir a sus compañeros de universidad, como parte de la represión a las protestas contra la administración de Ortega, bajo amenaza de suspender sus beneficios o expulsarlos de la UNAN.

Hasta ahora los alumnos que se manifiestan contra el Gobierno de Nicaragua y sus organizaciones estudiantiles dentro de las universidades no han contado con el apoyo abierto de los docentes, que son empleados públicos.

Los dirigentes de la UNEN y el CUUN gozan de poco prestigio en Nicaragua, debido a que en su mayoría son personas que pasan una década dentro de las universidades, sin asistir a las aulas de clases.

Los autoconvocados también señalaron de "corruptos" a los dirigentes, a quienes tildaron de no entregar cuentas de los fondos que reciben del Estado.

Hasta ahora las universidades eran consideradas uno de los principales bastiones del FSLN.

Nicaragua inicia hoy su cuarta semana envuelta en una crisis, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente del país, Daniel Ortega, que comenzaron exigiendo medidas de seguridad social y se extendieron a causa de la cantidad de muertes, y de reclamos que antes la población no hacía públicos.

Los enfrentamientos violentos han causado al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 la cifra de fallecidos.

Un proceso de diálogo está pendiente en Nicaragua, a cargo del Gobierno y del sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more

Artículos Relacionados