Nuevos carteles indicadores en Jerusalén, indicando la embajada norteamericana.
Nuevos carteles indicadores en Jerusalén, indicando la embajada norteamericana.

Más

El Consulado de EEUU en Jerusalén, en el barrio de Arnona, se convertirá este lunes en la embajada provisional del Gobierno de Donald Trump en Israel. Desoyendo (nuevamente) los consejos de la comunidad internacional y de la ONU, el republicano da un paso que desequilibra aún más el conflicto entre palestinos e israelíes y reconoce plenamente Jerusalén como capital de Israel, pese a que al menos la mitad de la ciudad está ocupada a los palestinos y para el mundo es Tel Aviv la sede administrativa legal. "Trasladaré la embajada a Jerusalén, la capital eterna del pueblo judío", garantizó Trump en campaña, como dijo que se saldría del acuerdo nuclear con Irán. Otra promesa cumplida, otro tanto para el amigo israelí. Dos en menos de una semana.

¿Pero por qué es importante y peligroso este cambio? ¿Cómo se llevará a cabo? ¿Qué supone en lo práctico y en lo simbólico? Aquí tienes las claves de la nueva provocación del magnate neoyorquino.

(Puedes seguir leyendo tras la foto…).

Netanyahu y Trump se dan la mano en el Despacho Oval, en la Casa Blanca.Netanyahu y Trump se dan la mano en el Despacho Oval, en la Casa Blanca.
Netanyahu y Trump se dan la mano en el Despacho Oval, en la Casa Blanca.

Más

El traslado

La ceremonia oficial de apertura de la embajada se celebrará a las 16.00 horas del lunes 14. La fecha no está elegida al azar: justo ese día se cumplen 70 años de la declaración de independencia de Israel. Aunque el consulado (el diplomat, como se le conoce en la zona) dejará de serlo para convertirse en embajada, no todos los servicios se trasladarán automáticamente a Jerusalén. La actual embajada en Tel Aviv seguirá funcionando, aunque ya no tenga ese nombre. Es un traslado peliagudo. El edificio final de la embajada jerosolimitana tardará "años" aún en estar operativo.

El embajador norteamericano, David Friedman, tendrá dos despachos, uno en cada ciudad, y los funcionarios norteamericanos se irán trasladando a Jerusalén de forma paulatina. Las autoridades israelíes confían en que este paso contagie a otros países y hasta empieza a planificar dónde colocar los nuevos edificios por venir, en una ciudad ya de por sí caótica y…

Sigue leyendo en El HuffPost

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more