¿Qué puede hacer un esposo para conseguir salvarle la vida a su amada? La historia de Verlon y Marie Robinson muestra que el cariño y la solidaridad llegan a alturas notables.

Marie, de 61 años y residente de Sanger, en el norte de California, fue diagnosticada hace tres años con cirrosis y desde entonces su condición se ha ido deteriorando. Por añadidura, ella padece diabetes, se encuentra extremadamente delgada y, como relata la televisora KCRA, necesita con urgencia un trasplante de hígado.

Pero la lista de espera para conseguir ese órgano, dijo Robinson, tiene actualmente 18.000 personas. “Hay tantas personas enfermas… y necesitan ayuda. Y yo soy solo una de ellas”, contó Marie.


Marie y Verlon Robinson junto a su ya famosa pickup. (Facebook / Verlon Herley Robinson)

Más

Fue entonces cuando su esposo Verlon, con quien lleva 25 años de casada, decidió la semana pasada entrar en acción.

Como relata el periódico San Francisco Chronicle, Verlon publicó un mensaje en Facebook donde ofreció un singular y salvador trato: un pedazo de hígado a cambio de una camioneta.

Y no cualquier trozo de hígado, sino el de una persona con tipo de sangre O positivo u O negativo.

Y no cualquier camioneta, sino una veterana pickup Dodge 2004 con todo y remolque.

Con todo, en caso de que el trato no luzca suficientemente atractivo y, para hacerlo más deseable, Verlon, de 55 años, se ofreció a donar también uno de sus riñones.

“Tengo buenos riñones, y yo pondría uno”, dijo Verlon.

Todo a cambio de un pedazo de hígado (órgano que, singularmente, puede regenerarse y por eso es posible que una porción sea donada en vida y que tanto donador como receptor se recuperen rápidamente). Para completar el esquema, las cirugías y cuidados médicos estarán cubiertos por el seguro médico de Robinson.

Rápidamente el post de Verlon en Facebook se hizo viral, con miles de comentarios, e incluso algunos solidarios candidatos han ya presentado su solicitud al Centro Médico de la Universidad de California en San Francisco, donde Marie es atendida, para realizarse pruebas de compatibilidad.

El detalle es que, como el propio Verlon aclaró en Facebook, hay un problema con ofrecer camionetas a cambio de hígados. El hospital le dijo a Robinson que era contra sus normas que se ofrecieran bienes materiales a cambio de una donación de esa índole. Así, él tuvo que retirar la oferta de la pickup, y pidió disculpas a aquellos, los menos, que se habían interesado en él como parte del trato.

Pero la promesa de un riñón sigue sobre la mesa.

La mesa de operaciones donde su esposa puede salvarse.

Aún no se ha ubicado un donante, pero la pareja tiene esperanza. “Yo simplemente amo a mi esposa y tomaría su lugar si pudiera”., dijo él a Fox News.

Verlon se quedará con su pickup y quizá done un riñón y es de esperar que su esposa se someta pronto al trasplante de hígado que necesita con urgencia. Pero lo que parece seguro es que ellos, y los que solidariamente han salido en su ayuda, son todo corazón.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more