El presidente iraní, Hasan Rohaní (izda). EFE/Archivo

Más

Estambul, 18 may (EFE).- Varios líderes de países de mayoría musulmana han hecho hoy en Estambul un llamamiento a la unidad para responder a la muerte de más de 60 palestinos el pasado lunes por disparos del Ejército de Israel.

"Si todo el mundo islámico se uniera, entonces Israel no podría continuar su opresión con el respaldo de los grupos de presión que tiene ahora", dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan poco antes de que comenzara una cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI).

Esta reunión de la OCI, un organismo que reúne a 57 países de mayoría musulmana, fue convocada de urgencia después de que entre el lunes y el martes 62 palestinos murieron y más de 2.000 resultaron heridos por disparos del Ejército de Israel a lo largo de la valla de separación entre la franja de Gaza e Israel.

"Hablando con franqueza, el mundo islámico ha fallado en la prueba de Jerusalén. No sólo el mundo musulmán, sino que toda la Humanidad ha fallado", aseguro Erdogan ante una multitud convocada por el Gobierno turco para protestar contra la "opresión" israelí contra los palestinos.

Erdogan aseguró que los palestinos "ya han hecho su trabajo hasta ahora" y que ahora es la obligación de los 1.700 millones de musulmanes asumir esa tarea.

En su intervención luego ante la OCI, la más dura de todas, Erdogan llegó a comparar la "brutalidad" del Ejército israelí con los crímenes cometidos por los nazis contra los judíos.

"No hay ninguna diferencia entre los horrores que hace 75 años se cometieron contra los judíos en Europa y la brutalidad que sufren hoy nuestros hermanos en Gaza", declaró.

También el presidente de Irán, Hasan Rohaní, pidió que todos los países islámicos se unan para tomar medidas políticas, económicas y comerciales contra Israel.

"Si nos uniéramos todos y repitiéramos un mensaje de unidad, ¿se atreverían a atacar?" se preguntó Rohaní.

Erdogan y Rohaní coincidieron en sus críticas a Estados Unidos, al que hicieron también responsable de los últimos episodios de violencia por haber trasladado su Embajada desde Tel Aviv a Jerusalén, una decisión criticada por la comunidad internacional por considerar que ataca los cimientos de la solución al conflicto palestino-israelí.

En ese sentido se expresó también el rey Abdalá de Jordania, quien recordó que el pasado diciembre la OCI ya celebró una cumbre extraordinaria en Estambul para condenar el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel.

"Aquí tenemos los resultados: se erosionan los valores, se hace más profunda la desesperación", denunció el monarca.

En ese sentido, el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina, Rami Hamdalá, destacó en su intervención que la única forma de alcanzar la paz será el establecimiento de un Estado palestino en las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967 con Jerusalén Este como capital.

La cumbre, inaugurada al atardecer en un centro de congresos de Estambul, culminó una jornada marcada por una manifestación de decenas de miles de personas, convocada por el propio Erdogan en una explanada de la misma ciudad bajo el lema "Maldice la opresión, apoya a Jerusalén".

Al dirigirse a la muchedumbre, compuesta casi enteramente por seguidores del partido Justicia y Desarrollo (AKP), fundado y dirigido por Erdogan, el primer ministro turco, Binali Yildirim, acusó a Israel de perpetrar un "genocidio" y una "limpieza étnica".

El acto, con tintes de mitin electoral, congregó a varios líderes políticos aliados con Erdogan y el AKP para las elecciones anticipadas del próximo 24 de junio, mientras que la oposición, si bien respalda las críticas de Erdogan a Israel, estaba ausente del encuentro.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more