• Cientos de personas de varias provincias argentinas participan en la Segunda Marcha Federal Docente hoy, miércoles 23 de mayo de 2018, hacia la sede del Ejecutivo para pedir la actualización de los sueldos frente a la inflación, en Buenos Aires (Argentina). EFE
  • Cientos de personas de varias provincias argentinas participan en la Segunda Marcha Federal Docente hoy, miércoles 23 de mayo de 2018, hacia la sede del Ejecutivo para pedir la actualización de los sueldos frente a la inflación, en Buenos Aires (Argentina). EFE

1 / 3Cientos de personas de varias provincias argentinas participan en la Segunda Marcha Federal Docente hoy, miércoles 23 de mayo de 2018, hacia la sede del Ejecutivo para pedir la actualización de los sueldos frente a la inflación, en Buenos Aires (Argentina). EFE

Buenos Aires, 23 may (EFE).- Dividida en cinco columnas que partieron de diferentes barrios de la ciudad, la Segunda Marcha Federal Docente con manifestantes de varias provincias argentinas marchó hoy en Buenos Aires hacia la sede del Ejecutivo nacional para pedir por la actualización de los sueldos frente a la inflación.

La organización convocante, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), llamó a un "paro nacional docente" y a esta marcha federal educativa, a la que se espera que acudan cerca de 150.000 personas.

Los presentes pidieron que se restituya la paritaria nacional docente (mesas de negociación para actualizar los sueldos frente a la inflación a nivel nacional), más financiación para la educación, un mayor presupuesto educativo, no al cierre de escuelas y "no al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional".

"Siempre ha perjudicado a nuestros países y a América Latina, que ha significado despidos, ajuste y hambre para los trabajadores de la educación", explicó a Efe Sonia Alesso, secretaria general de la Ctera sobre ese organismo multilateral con el que el Gobierno negocia una línea de crédito.

Alicia Quevedo, secretaria general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) de San Isidro (provincia de Buenos Aires), denunció que el Gobierno ofrece el 15 % de aumento "dividido en varias cuotas a lo largo del año, lo que es menos del 15 %", mientras los docentes piden "no menos del 25 %".

"Los índices de inflación dan superior a esto para este año, superior a lo que estamos reclamando, y no hay ninguna vocación de solucionar el conflicto", insistió Quevedo.

Este es el segundo año en el que las negociaciones para actualizar los sueldos solo se han realizado a nivel provincial y no a nivel estatal, lo que impide que se establezca una cifra básica para que cada provincia pida después los salarios.

Asimismo, la docente resaltó que el Gobierno ha intentado "romper" la relación con las comunidades educativas, "decir que una cosa son los sindicatos y otra cosa son los trabajadores", pero, como ella indicó, "en realidad los trabajadores, el sindicato y la comunidad educativa sufren los mismos embates".

La reacción de los padres, aseguró Quevedo, ha sido la de posicionarse a favor de los profesores, ya que "los papás además son trabajadores y sufren las mismas consecuencias" que las escuelas.

"Los padres dejan a los niños de nuestra mano. Los dejan con un beso de ellos y un beso nuestro. Saben dónde dejan a sus chicos y que, a pesar de todo, el mejor lugar del mundo para su hijo es la escuela", insistió.

La organización aseguró que no pararán en sus medidas hasta que el Gobierno escuche sus peticiones y anunció que, ante una negativa, anunciarán un paro nacional "con todos los sectores del trabajo en Argentina".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more