Un joven con la bandera de Nicaragua envuelta en la cara participa en un plantón frente a las instalaciones del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) en Managua (Nicaragua). EFE

Más

Managua, 27 may (EFE).- Una multitud exigió hoy en Nicaragua que se haga justicia con el asesinato del periodista Ángel Gahona y se libere a los jóvenes afrodescendientes Brandon Lovo y Glen Slate, acusados por la Fiscalía como autores del crimen, durante una protesta contra el presidente Daniel Ortega.

El reclamo fue hecho frente a la sede de la cárcel "La Modelo", la más grande de Nicaragua, ubicada en la ciudad de Tipitapa, a 23 kilómetros al noreste de Managua, donde se encuentran retenidos los acusados, a pesar de que la legislación local prohíbe dichas cárceles para quienes no hayan sido sentenciados.

Según los manifestantes, Lovo y Slate son utilizados por el Gobierno de Nicaragua como "chivos expiatorios" para "aparentar" castigo para los asesinos de Gahona, por lo que exigieron "justicia verdadera".

En la ciudad caribeña de Bluefields (costa este), de donde son originarios Gahona, Lovo y Slate, los testigos sostienen que el periodista -quien el 21 de abril transmitió su propia muerte por Facebook Live-, fue asesinado por la Policía Nacional.

La población de Bluefields también ha compartido videos en las que se observa que quien realizó el disparo fue una persona desde el interior de la alcaldía local, con contextura diferente a la de los acusados.

"¡Justicia para Ángel Gahona, libertad para Brandon y Glen!", "¡Los verdaderos asesinos es Daniel y Rosario!", o "¡Daniel y Somoza son la misma cosa!", estuvieron entre las consignas más gritadas durante la protesta.

Los manifestantes "autoconvocados" también portaron pancartas con frases como "La justicia no conoce de razas, no tiene color", o "Freedom for Brandon y Glen", por la lengua natal de los jóvenes acusados, originarios de la Región Autónoma Caribe Sur (RACS).

Durante la protesta, que se desarrolló de forma pacífica, el Sistema Penitenciario Nacional puso una barrera humana compuesta por mujeres desarmadas, y atrás de ellas una hilera de agentes varones armados y con chalecos antibalas, una costumbre reciente en la Policía nicaragüense y grupos "parapoliciales" del Gobierno.

La primera audiencia del juicio contra los jóvenes afrodescendientes está programada para el 12 de junio próximo.

Desde el 18 de abril pasado Nicaragua atraviesa una crisis por protestas a favor y en contra de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, que han dejado al menos 76 muertos y 868 heridos, por el uso "excesivo" de las fuerzas policiales y "parapoliciales", según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more