• Manifestantes protestan por la muerte de un estudiante hoy, lunes 28 de mayo de 2018, en La Paz (Bolivia). EFE
  • Manifestantes protestan por la muerte de un estudiante hoy, lunes 28 de mayo de 2018, en La Paz (Bolivia). EFE

1 / 3Manifestantes protestan por la muerte de un estudiante hoy, lunes 28 de mayo de 2018, en La Paz (Bolivia). EFE

La Paz, 28 may (EFE).- La comunidad universitaria se manifestó hoy en varias ciudades de Bolivia en demanda de justicia por la muerte de un estudiante en una protesta, al calificar de imposible la versión oficial de que una canica disparada por un manifestante fue la causa del fallecimiento y no la acción policial.

Un comité de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), donde estudiaba el joven fallecido el pasado jueves, convocó una marcha entre esta ciudad y la vecina La Paz para pedir "justicia" y la dimisión del ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero.

A la protesta se sumaron la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz, asociaciones de derechos humanos y de médicos contrarias al Gobierno de Evo Morales.

"El Gobierno siempre anda con sus mentiras, tenemos las pruebas, las imágenes. Se ha demostrado con las verdaderas imágenes", señaló a Efe Iván Risueño, ejecutivo de la carrera de Comunicación Social de la UPEA, que cursaba el joven fallecido.

La dirección de la universidad mostró cuatro vídeos para desmentir la versión oficial del ministro, quien mantiene que la muerte estuvo provocada por los propios manifestantes.

En los vídeos no se observa el momento del impacto de la canica, aunque sí al muchacho y a otros de sus compañeros enfrentándose a la Policía Boliviana.

"Se probó científicamente después que era imposible que eso ocurra, que la canica venía de un rifle que usa el Ejército y la Policía para reprimir", subrayó a Efe Fernando Romero, ejecutivo del sindicato médico de La Paz.

Romero denunció que "este es un Gobierno criminal, un Gobierno dictador que está usando la represión de forma muy violenta, matando a jóvenes que piden por su universidad".

Los médicos marcharon junto a la UPEA y la UMSA, así como asociaciones de derechos humanos, al grito de "no fue una canica, fue la Policía", "Evo, asesino" o "de pie, nunca de rodillas".

"Esta lucha no va a parar hasta que este Gobierno indique quién es el culpable de esta muerte. Vamos a mantener hasta que tengamos el responsable, hasta que se vaya el ministro", agregó Romero.

La manifestación incluyó el bloqueo de avenidas estratégicas como las que comunican El Alto con La Paz y el aeropuerto internacional que comparten ambas ciudades.

Las manifestaciones también se produjeron en otras ciudades importantes del país, como Cochabamba y Oruro, en algunos casos con enfrentamientos con la Policía.

El Gobierno de Morales, por su parte, denuncia que la muerte del estudiante se utiliza con "fines políticos" para desgastarlo.

El fallecimiento se produjo en unas movilizaciones en demanda de más presupuesto público para esta universidad de El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia, con cerca de un millón de habitantes, y está situada en el altiplano junto a La Paz.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more